BRADENTON, Florida, EE.UU. (AP) — Luego de perderse la mitad de la pasada temporada por dopaje, Starling Marte busca reivindicarse en 2018.

De su primera selección a un Juego de Estrellas en 2016, el jardinero dominicano quedó marginado entre el 18 de abril y 17 de julio del año pasado al purgar una suspensión tras dar positivo por el esteroide Stanozonol.

Marte bateó para .275 con siete jonrones, 31 impulsadas y 21 bases robadas en los 77 juegos que pudo disputar en 2017, un marcado declive con respecto al promedio de .311 con nueve jonrones y 46 impulsadas de 2016, año en el que fijó un record personal de 47 bases robadas y obtuvo su segundo Guante de Oro seguido.

“Encaro esta temporada con una nueva mentalidad”, dijo Marte. “Es la mentalidad de salir a ayudar a mi equipo como nunca antes, el de la de ser el mejor compañero que puedo ser, cuidarme para ser el mejor Marte posible”.

Tras tres temporadas seguidas en la que se clasificaron a los playoffs, los Piratas terminaron por debajo de .500 por segunda campaña consecutiva. Traspasaron al estelar jardinero Andrew McCutchen y al as Gerrit Cole, con Marte cambiando del izquierdo para cubrir el hueco dejado por McCutchen.

Marte inició la pasada temporada en el central y McCutchen en el derecho. Pero la suspensión de propició que McCutchen volviera al central, y el manager Clint Hurdle lo mantuvo ahí tras el regreso del dominicano.

"Creo que quiere demostrar que es capaz, y será algo muy especial en el jardinero central”, dijo Hurdle. “También especial en las bases. Es capaz de hacer cosas en el plato que son significativas para el club”.

Las estadísticas avanzan consignan que Marte es supera en defensa a McCutchen, el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2013.

“Siempre fue tan respetuoso con Andrew que nunca aireó lo mucho que quería jugar en el central y lo entusiasmado que está con la oportunidad”, señaló el gerente general Neal Huntington. “Pero el central es suyo, y estamos encantados que lo asuma”.

El promedio al bate de Marte y su OPS de .712 el año pasado fueron los más bajos de su carrera en Grandes Ligas.

“Los lanzadores ya estaban en forma”, dijo Marte. “Estaban preparados para enfrentarme. Tenían toda una temporada. Yo llegué algo frío y me tomo tiempo poder hacer los ajustes. Pero cuando ya pude entrar en ritmo, y ahí se vio a Marte — el verdadero Marte — y me siento en ritmo y tengo muchas ganas para esta temporada de 2018”.