AP NEWS
Related topics

La Casa Blanca cierra filas tras renuncia de colaborador

February 11, 2018

El presidente Donald Trump habla durante un encuentro con el voluntario de su campaña Shane Bouvet, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el viernes 9 de febrero de 2018, en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)

WASHINGTON (AP) — Tambaleándose tras la caída de un alto funcionario, la Casa Blanca estaba a la defensiva el domingo, intentando suavizar los comentarios del presidente Donald Trump sobre el maltrato a las mujeres mientras cerraba filas en torno al asediado ex secretario de personal acusado de violencia doméstica.

Varios colaboradores dieron entrevistas matutinas en programas televisivos para explicar cómo la presidencia manejó la salida de Rob Porter, una estrella en ascenso que renunció a su cargo después de que dos ex esposas lo acusaron de abuso conyugal. Los funcionarios trataron de aclarar la reacción de Trump, quien no ha dado una palabra de consuelo a las mujeres que denunciaron.

“El presidente cree, como dijo el otro día, que debe considerar todos los lados”, dijo la consejera senior Kellyanne Conway. “Ha dicho esto en el pasado sobre incidentes relacionados con él también. Al mismo tiempo, hay que ver los resultados. El resultado es que Rob Porter ya no es secretario de personal”.

El sábado, Trump tuiteó que “se están arruinando vidas por una simple acusación. Algunas son verdaderas y otras falsas”. Y el día anterior, destacó las afirmaciones de inocencia de Porter y le deseó un gran futuro.

Conway también intimó que Trump le ha dado un voto de confianza al jefe de personal John Kelly, quien ha sido criticado por la forma como manejó el asunto de Porter. Kelly primero manifestó su apoyo a Porter y posteriormente sacó un comunicado diciendo que “nuevas acusaciones” le habían hecho cambiar de opinión y que “en nuestra sociedad no hay lugar para la violencia doméstica”.

El director de presupuesto Mick Mulvaney, entre los mencionados como un posible sucesor de Kelly si Trump fuera a hacer un cambio, también restó importancia a las especulaciones sobre la posición de Kelly, sugiriendo que esas historias “son habladurías de quienes han perdido el acceso al presidente”. Agregó que hablar de la partida de Kelly es “mucho ruido y pocas nueces”.

Trump parece estar descontento con Kelly, que una vez fue elogiado por llevar disciplina al ala oeste, pero que recientemente ha estado en el centro de sus propias controversias.

El presidente comenzó a elaborar una lista de posibles reemplazos y ha estado consultando con asesores externos, de acuerdo con tres personas con conocimiento de las conversaciones pero no autorizadas para discutirlas. Además de Mulvaney, los otros son el líder de la mayoría de la Cámara Kevin McCarthy, el representante Mark Meadows y el director de la CIA Mike Pompeo.

_____

Lemire está en Twitter como http://twitter.com/@JonLemire

AP RADIO
Update hourly