AP NEWS
Related topics

Trump envía tuits sobre conjuras en los retos a su gobierno

April 12, 2018

La secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders habla durante la reunión diaria de prensa en la Casa Blanca, 11 de abril de 2018. (AP Foto/Manuel Balce Ceneta)

WASHINGTON (AP) — La investigación sobre la colusión con Rusia. Las denuncias de Stormy Daniels. La escalada de tensiones con Moscú.

Las tormentas que azotan la Casa Blanca desde hace meses se fusionaron esta semana en un vórtice que amenaza con tragarse al presidente Donald Trump, quien el miércoles fustigó por sus nombres a jerarcas del Departamento de Justicia, al tiempo que a través de Twitter amenazó con lanzar ataques a Siria y se mofó de una potencia nuclear.

Mientras la furia de Trump alarma a sus colaboradores y aliados, el presidente habla de conjuras detrás de los retos que enfrenta su gobierno e insinúa que el caos podría crecer. Y mientras una renuncia remecía el partido de Trump en el legislativo, el personal de la Casa Blanca estudiaba si el presidente tiene la autoridad legal para despedir a los que investigan tanto su gobierno como su vida empresarial y privada, como lo demuestra la incautación de documentos de su abogado particular.

Trump respondió el jueves a las noticias periodísticas al insistir que no pensó en despedir al fiscal investigador Robert Mueller en diciembre. “Si yo hubiera querido despedir a Robert Mueller en diciembre, como informó el Fracasado New York Times, lo hubiera despedido. ¡Más Noticias Falsas de un diario tendencioso!”.

El Times informó que a principios de diciembre, enfurecido por una serie de órdenes de comparecencia emitidas por Mueller, Trump dijo a sus colaboradores que era necesario poner fin a la investigación.

El miércoles, tuiteó: “Buena parte de la mala sangre con Rusia” se debe a la “Falsa & Corrupta Investigación Rusa dirigida por demócratas leales o gente que trabajó para (el gobierno anterior de Barack) Obama (...) ¡No hay colusión, se vuelven locos!”.

En otro tuit provocador, Trump atacó a Rusia por apoyar al presidente sirio Bashar Assad, cuyo gobierno está acusado de atacar a su propio pueblo con armas químicas. A pesar de su insistencia en que jamás revelaría sus planes, pareció insinuar que lanzaría ataques con misiles.

“¡Prepárate, Rusia, porque allá van, bonitos y nuevos e ‘inteligentes’!”, tuiteó. “¡No deberías asociarte con un Animal Asesino con Gas que mata a su gente y lo disfruta!”

Newt Gingrich, un expresidente de la cámara baja y asesor informal de Trump, opinó que el presidente “no sabe cómo manejar la situación y se siente muy frustrado, piensa que es totalmente injusto. Y eso es lo que se ve”.

Aunque el presidente ha declarado que su Casa Blanca es “serena y calculadora”, sus colaboradores dicen que las decisiones son precipitadas y con menos aviso que lo habitual cuando Trump se siente acorralado. Y varios en su entorno íntimo temen su reacción _y la falta de planificación_ ante la inminencia de una nueva tormenta: la aparición del libro del exdirector del FBI James Comey, despedido por Trump.

AP RADIO
Update hourly