DANANG, Vietnam (AP) — Once países de la Cuenca del Pacífico llegaron a un convenio para proceder con el Acuerdo de Asociación Transpacífico que quedó en el limbo después que Estados Unidos se retiró del tratado, dijeron el sábado ministros de comercio.

Sin embargo, parecía improbable que los líderes de los países que se reúnen en Vietnam lo respalden formalmente de inmediato.

En un comunicado divulgado a primeras horas del día, se informó que se llegó a un convenio sobre los “elementos centrales” del TPP (siglas en inglés del acuerdo). El convenio se vio demorado por desacuerdos de último momento que impidieron que los líderes del TPP se reunieran o respaldaran un plan el viernes.

“Los ministros se placen en anunciar que han llegado a un convenio sobre los elementos centrales del Acuerdo Integral y Progresista para el TPP”, dijeron las 11 naciones en un comunicado.

Los ministros mantuvieron “los altos estándares, el equilibrio general y la integridad del TPP, al tiempo que garantizan los intereses comerciales y de otro tipo de todos los participantes, y preservan nuestro derecho inherente a regular, incluyendo la flexibilidad de las partes para fijar prioridades legislativas y regulatorias”, añade el texto.

Más tarde, el ministro de Comercio de Vietnam, Tran Tuan Anh, dijo en una conferencia de prensa que se llegó a un acuerdo “en una serie de partes fundamentales”.

El delegado de Japón para las conversaciones, el ministro de Economía Toshimitsu Motegi, les dijo a los reporteros que los desacuerdos que surgieron el viernes habían sido resueltos en cinco horas de conversaciones que se extendieron hasta altas horas de la noche.

“Hemos confirmado que no hubo error en que alcanzamos un convenio sobre lo básico”, afirmó Motegi.

Cuando los periodistas le preguntaron si el convenio fue respaldado por Canadá, cuyo primer ministro Justin Trudeau no se presentó a la reunión programada para el viernes, Motegi respondió: “Sí”.

“Canadá sí estuvo de acuerdo, y eso significa que ‘la cúpula’ también lo aprobó”, agregó.

En enero, el presidente estadounidense Donald Trump sacó a su país del acuerdo, el cual había sido promovido por su predecesor, Barack Obama. Los otros 11 países del TPP han tratado de hallar la manera de continuar en el pacto sin Estados Unidos, la economía más grande del mundo.

Trump ha dicho que prefiere acuerdos unilaterales y pretende renegociar varios importantes tratados comerciales para “dar preferencia a Estados Unidos”.

El mandatario estadounidense reiteró esa postura durante la cumbre de la Asociación de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

“Ya no vamos a dejar que se aprovechen de Estados Unidos”, declaró Trump en una conferencia de negocios de la APEC. También criticó a la OMC y a otros foros comerciales por considerarlos injustos con los estadounidenses.

En contraste, el presidente chino Xi Jinping dijo al mismo grupo que los países deben seguir comprometidos con la apertura económica o corren el riesgo de rezagarse.

El mandatario chino recibió fuertes aplausos cuando pidió apoyo para el “régimen del comercio multilateral” y para una zona de libre comercio en la región Asia-Pacífico. China no es parte del TPP.

La APEC funciona por consenso y suele emitir comunicados no vinculantes, mientras que los compromisos del TPP deben ser ratificados y aplicados por sus miembros.

Como país en desarrollo con un próspero sector exportador, la sede de este año, Vietnam, tiene un gran interés en el libre mercado y en el acceso a consumidores en Occidente. La cumbre representa una oportunidad para que sus gobernantes muestren los progresos que ha hecho su economía gracias en gran parte a la inversión y el comercio exterior.

Los miembros de la APEC son Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.

___

El periodista de The Associated Press Robert Gillies en Toronto contribuyó con este despacho.