GINEBRA (AP) — La oficina de derechos humanos de la ONU calificó de “insuficiente” una investigación militar israelí que absolvió de todo delito a los efectivos que participaron en la muerte de un manifestante palestino discapacitado.

El director de la agencia, Zeid Ra'ad al-Hussein, exigió el martes una investigación independiente e imparcial.

Afirmó que los “hechos” recolectados por su personal indican que se utilizó el “exceso de fuerza” contra Ibrahim Abu Thraya, de 29 años, quien se movilizaba en silla de ruedas por no tener piernas.

Funcionarios de salud palestinos dijeron que Abu Thraya recibió un balazo en la cabeza durante una manifestación en Gaza contra el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por el presidente estadounidense Donald Trump.

El ejército israelí dice que no se apuntó con munición de guerra a Abu Thraya y que era imposible determinar la causa de su muerte.

El vocero de la oficina de derechos humanos, Rupert Colville, dijo que la “muy sumaria investigación interna del ejército” era insuficiente.