NAVA, España (AP) — Simon Yates recuperó el sábado la camiseta de líder de la Vuelta de España, tras alejarse de sus principales rivales en el último ascenso para ganar la montañosa 14ta etapa de la competencia.

Yates resistió reiterados embates del pequeño grupo de siete ciclistas que lideraban la subida a la cumbre de Les Praeres, antes de que el inglés se despegó a los últimos 300 metros.

Miguel Ángel López y Alejandro Valverde cruzaron segundos más tarde, seguidos de cerca por Thibaut Pinot y el colombiano Nairo Quintana.

"Escogí mi momento realmente bien al final”, dijo Yates. “No miré atrás hasta que la cuesta se aplanó un poco. Estoy realmente feliz por la victoria. Di todo lo que tenía al final”.

Yates, del equipo Michelton-Scott, finalizó el tramo de 171 kilómetros (106 millas) en casi 4 1/2 horas y recuperó la camiseta roja que lució de las etapas 9 a 11.

Valverde va segundo en la tabla general, 20 segundos detrás, seguido por su compañero de Movistar Quintana a 25 segundos. López va cuarto, a 47 del líder.

Quintana lamentó no poder alcanzar una victoria que tuvo cerca. .

“En este tipo de etapas tienes que arriesgar una bala para vencer, y a veces te sale, como ayer, y otras es un tiro al aire, como hoy. Perder tiempo no estaba en lo que presuponíamos”, dijo el colombiano.

“López no se atrevía a darme un pequeño relevo porque quizás tampoco sabía cómo estaba y si podría aguantar ese ritmo; como digo, son elecciones de carrera. Decidió correr a su manera y finalmente también picó segundos en contra mía”.

“Hemos visto que los otros rivales están también muy fuertes y que lo de ayer no quería decir nada, pues hoy ellos han ganado segundos a su favor. Hay un hombre bastante fuerte, que es Yates, pero tenemos a Alejandro a nuestro lado y debemos jugar bien la estrategia para ponerlo nervioso y vencerlo. Hemos visto que era más fuerte hoy en concreto, pero ha sido una etapa muy particular, realmente difícil, con bajadas complicadas, cortes por detrás, aceleraciones… y un final tan explosivo que quizás no fuese el mejor para mí”.

En mayo, Yates lideró el Giro de Italia por 13 días antes de finalizar una hora detrás del ganador Chris Froome.

Jesús Herrada lideró al Vuelta los dos días previos. Herrada comenzó a rezagarse a mediados de la etapa del sábado, cuando Vincenzo Nibali y su equipo Bahrain-Mérida aceleraron y esparcieron el pelotón.

Michal Kwiatkowski, de Team Sky, se alejó con otros cinco ciclistas a inicios de la etapa y estuvo básicamente solo hasta ser alcanzado antes del último ascenso.

La carrera de tres días permanece en las montañas de los norteños Picos de Europa el domingo. El tramo de 178 kilómetros a partir de Ribera de Arriba finaliza en Lagos de Covadonga, una icónica cumbre de la Vuelta.

Valverde dijo que la etapa, última de tres días en las montañas, será decisiva. Quintana concuerda.

“Mañana es otro tipo de subida; yo creo que me va mejor. Los Lagos me traen buenos recuerdos, me hacen ilusión, siempre han gustado y espero que mañana me den alegría. Será un día muy importante para buscar el título en la Vuelta.

La Vuelta concluye en Madrid la semana próxima.