LISBOA (AP) — La próxima edición del Festival de la Canción de Eurovisión ya tiene sede: Lisboa.

Portugal será por primera vez el país anfitrión del evento luego que su representante, Salvador Sobral, ganara la competencia este año.

Sobral le dio a su país la victoria con una dulce y conmovedora balada y una interpretación suave y simple que rompió con el tradicional brillo estridente de la competencia.

El canal público Radiotelevisao Portuguesa, que transmitirá el festival de Eurovisión, anunció el martes que la edición de 2018 será en un complejo de entretenimiento ribereño en la capital.

Las semifinales serán el 8 y 10 de mayo, y la final el 12 del mismo mes.