MADRID (AP) — Girona manifestó el jueves su disposición a disputar un partido de la temporada regular de la Liga española ante el Barcelona en Estados Unidos, como parte de una iniciativa de promoción en el país norteamericano.

Mediante un comunicado, Girona informó que colabora con la Liga y el Barcelona para definir los detalles del encuentro propuesto, que ha generado críticas de parte del gremio de futbolistas en España, así como de algunos clubes y aficionados.

El mes pasado, la Liga anunció sus planes de realizar partidos de la campaña en Estados Unidos, como parte de un acuerdo de asociación por 15 años con la empresa promotora de deportes y espectáculos Relevent, que opera la Copa Internacional de Campeones, una serie de encuentros amistosos que se realizan en distintos países durante julio y agosto, como parte de la pretemporada de varios clubes de prestigio.

La Liga no ha revelado qué equipos jugarían en Estados Unidos, ni cuándo se realizarían los encuentros, si bien Miami parece la primera opción.

El Girona expuso sus motivos para aceptar la propuesta.

“Es una gran posibilidad de expansión y de crecimiento no sólo para el Girona sino también para nuestra ciudad y nuestro territorio”, indicó en el comunicado. “Hace poco más de tres años el club luchaba por no desaparecer y ahora nuestro objetivo es consolidarnos en Primera División. Esta acción sería un paso más dentro de la voluntad y la ilusión de competir en la élite del fútbol”.

La localidad de Girona tiene una población de 100.000 habitantes y se ubica a una hora en auto de Barcelona.

El club indicó que uno de los temas a discusión se refiere a la forma en que serían compensados los seguidores del club que perderían la oportunidad de asistir a un partido en la Liga.

La prensa española ha señalado que uno de los planes consiste en fletar vuelos para que los aficionados del Girona hagan el viaje a Estados Unidos y miren el encuentro.

Ésta es la segunda temporada de Girona en la primera división.

Los capitanes de los clubes del máximo circuito se pronunciaron en contra de la “decisión unilateral” de la Liga, de llevar partidos fuera de España. Afirmaron que debió consultárseles antes.

Los equipos y la Liga solicitarían la aprobación formal de la Federación Española en los próximos días.