CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El gobierno federal de México presentará solicitudes formales de extradición de un ex gobernador acusado de malversación de recursos públicos, informaron las autoridades el miércoles.

El sospechoso es César Duarte, el ex gobernador del estado norteño de Chihuahua. Se cree que está en Estados Unidos.

El gobernador actual de Chihuahua, Javier Corral, acusó a Duarte de desviar dinero público para la campaña electoral de 2016 del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto.

En diciembre del año pasado, las autoridades de Chihuahua detuvieron a un ex alto funcionario del PRI, Alejandro Gutiérrez, por presuntamente haber participado en un plan para desviar cerca de 240 millones de pesos (12 millones de dólares) de recursos públicos para campañas políticas.

Duarte fue gobernador de Chihuahua de 2010 a 2016.

Corral, miembro del Partido Acción Nacional, acusó al gobierno federal de retrasar las solicitudes de extradición y también argumentó que el gobierno federal ha retenido fondos para Chihuahua en represalia por la investigación de corrupción.

El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán, dijo el miércoles que se presentarán tres solicitudes de extradición esta semana, dos de ellas por cargos estatales y una por violación a la ley electoral federal.

Duarte, quien el año pasado negó estar involucrado en cualquier actividad criminal, es uno de varios ex gobernadores del PRI que huyeron del país luego de acusaciones de corrupción en lo que formó parte de una serie de situaciones embarazosas para el partido.

El ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, quien no es familiar de César Duarte, fue detenido en Guatemala en abril del año pasado, mientras que el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington fue arrestado en Italia el mismo mes. Ambos eran miembros del PRI.