WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump, quien ha criticado duramente las labores policiacas en torno al tiroteo en una escuela de Florida, dijo el lunes que él habría ingresado desarmado a toda prisa, si hubiera estado ahí.

“No lo sabes a ciencia cierta hasta que te encuentras en esa situación, pero en verdad creo que habría ingresado corriendo incluso sin tener un arma, y creo que la mayoría de los presentes en esta sala también habrían hecho eso”, dijo el mandatario ante los gobernadores reunidos en la Casa Blanca.

El hipotético heroísmo de Trump demuestra con claridad su frustración con la manera en que se desarrollaron los fatales eventos en la escuela de Parkland, Florida.

Su sesión con los gobernadores, que visitan Washington para su reunión invernal anual, se centró en la manera de encontrar formas para enfrentar la masacre de 17 estudiantes y maestros durante el ataque del Día de San Valentín en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas. Se trató del evento más reciente en el que el presidente habló de la necesidad de promulgar nuevas medidas para el control de armas así como acciones para mejorar la seguridad escolar.

Trump dijo que su propuesta actual para armar a muchos maestros no era universal, y en su lugar la comparó con aprovechar a los educadores con capacidades atléticas para que proporciones protección adicional dentro de las escuelas.

“El encabezado fue: ‘Trump quiere que todos los maestros tengan armas. Trump quiere que los maestros tengan armas’. No quiero que los maestros tengan armas”, dijo el presidente. “Quiero gente sumamente capacitada y que tenga un talento natural, como batear una pelota de béisbol o jugar al golf”.

En cuanto a su declaración de lo que habría hecho él, la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders comentó: “Lo que decía es que habría sido un líder y habría actuado con valentía, y muchos de los individuos que ayudaron a proteger a otros ese día no portaban armas de fuego, lo que, creo, demuestra que se puede ser útil en ese proceso”.

Trump dijo nuevamente que estaba decepcionado con los policías que no detuvieron al agresor, y describió su desempeño como “simplemente repugnante”.

“No eran precisamente ganadores de la Medalla de Honor”, declaró Trump.

El mandatario reanudó sus críticas contra el ex agente de policía del condado de Broward, Scot Peterson, a pesar de que el abogado de Peterson dijo en Florida que son falsas las acusaciones de que actuó de manera cobarde y poco profesional durante el tiroteo.

El abogado Joseph DiRuzzo señaló el lunes que el agente de recursos escolares no ingresó a la escuela debido a que sonaba como si el tiroteo estuviera ocurriendo fuera del edificio.

Trump no quedó convencido.

“Miren lo que hizo en Broward, donde pensó que probablemente era un tipo valiente, pero no lo fue bajo presión”, comentó el presidente. “Se paralizó, y otras personas también lo hicieron. Muchas personas se paralizaron en ese caso”.

___

Los periodistas de Associated Press Zeke Miller y Darlene Superville contribuyeron a este despacho.

___

Thomas está en Twitter como: http://www.twitter.com/KThomasDC