SAO PAULO (AP) — El ex director general de la empacadora de carnes más grande del mundo salió en libertad el miércoles, luego de varios meses de prisión preventiva a la espera de su juicio por abuso de información confidencial.

Los jueces en el Supremo Tribunal Federal de Brasil resolvieron que había desaparecido el riesgo de que Wesley Batista reincida en sus presuntos delitos o interfiera con la acción de la justicia.

También dispuso la libertad de su hermano, Joesley Batista, ex presidente del directorio de JBS, quien sin embargo permanecerá en la cárcel bajo otros cargos.

Wesley Batista salió en libertad el miércoles por la mañana.

Los hermanos Batista han declarado que JBS sobornó a decenas de políticos implicados en extensas investigaciones por corrupción.

El fallo del martes se relaciona con cargos de que los hermanos usaron sus conocimientos obtenidos en acuerdos judiciales para realizar transacciones que les redituaron ganancias enormes. Ambos niegan que las transacciones fueran ilegales.