PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — El sindicato que representa a los empleados del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos exhortó al alcalde de la ciudad de Portland a que deje de prohibir a la policía local que ayude a los agentes de ICE, quienes han enfrentado la hostilidad de activistas que defienden a los inmigrantes.

El abogado del sindicato, Sean Riddell, pidió al alcalde Ted Wheeler una reunión para hablar de la política de no intervención de Wheeler y amenazó con emprender acciones legales si las cosas no cambian. "Su política ha creado una zona de terror y anarquía" para los agentes del ICE, alegó Riddell en una carta publicada el lunes.

El enfrentamiento surgió de una protesta reciente en las afueras de las oficinas del ICE en Portland, que fue pacífica en su mayoría. Los activistas que se oponen a la política del presidente Donald Trump de separar a las familias de inmigrantes en la frontera con México instalaron un campamento a mediados de junio y permanecieron allí durante casi 40 días.

El alcalde Wheeler es un crítico de Trump en un estado que instituyó ilegalmente las primeras protecciones de “santuario” a nivel estatal para los inmigrantes en Estados Unidos, dijo en una serie de tuits al comienzo de la protesta que el ICE no obtendría ayuda de los policías de la ciudad si la agencia quería desalojar a los manifestantes.

Riddell dijo entender que el alcalde no esté de acuerdo con las políticas de Trump.

"Pero no entendemos por qué atacar a los empleados del ICE y dejarlos vulnerables a la violencia, el acoso e incluso la muerte defiende el interés legítimo del gobierno", dijo el abogado del sindicato.

La alcaldía dijo al diario The Oregonian/OregonLive que el asesor legal de Wheeler estaba revisando la carta y que no tenía más comentarios que hacer. El jefe de despacho de Wheeler, Michael Cox, no contestó de momento un mensaje de The Associated Press en busca de comentarios.

El alcalde retrocedió un poco a medida que la ocupación pasaba de unos cuantos días a semanas y luego a más de un mes. El 23 de julio advirtió a los manifestantes que se retiraran o que serían expulsados por la policía. La ocupación terminó pacíficamente al día siguiente.

La carta enviada el lunes por correo electrónico al jefe de despacho del alcalde decía que el sindicato del ICE quisiera evitar un litigio federal, pero que estaba "preparado para proteger a nuestros miembros y a sus familias".

La carta hizo referencia a la 14va Enmienda, que garantiza a los ciudadanos la igualdad de protección ante la ley.