WASHINGTON (AP) — Grupos y legisladores conservadores manifestaron su oposición a una propuesta de los senadores republicanos para imponer incrementos automáticos de impuestos a millones de estadounidenses en caso de que su reforma fiscal no haga crecer la economía ni incremente la recaudación tanto como se prevé.

Dicha oposición llega justo cuando el paquete fiscal fue aprobado en una votación procesal crucial en la cámara alta el miércoles. El Senado aprobó por 52 votos a favor y 48 en contra el comenzar a debatir el proyecto de ley. A la larga, la votación podría preparar el terreno para que los senadores aprueben el paquete esta misma semana, y el Senado podría empezar a votar sobre enmiendas el jueves por la noche.

La oposición al “gatillo” fiscal podría echar por tierra una propuesta negociada con mucho cuidado con la que se pretende apaciguar a los legisladores preocupados de que los recortes fiscales a las empresas y los individuos pudieran añadir billones de dólares a la creciente deuda nacional.

Los conservadores no ven con buenos ojos el añadirle un potencial incremento de impuestos al proyecto de ley de recorte fiscal.

“Los incrementos fiscales automáticos son un nivel especial de locura”, dijo el representante republicano Trent Franks. “No creo que sobreviva”.

El representante Jeb Hensarling, también republicano, consideró que la propuesta es “una mala idea única en su tipo”, en especial si los ingresos se quedan cortos debido a una desaceleración económica no prevista.

Por su parte, el representante Mark Sanford dijo que la amenaza de un incremento fiscal automático haría que las empresas se mostraran renuentes a invertir.

La propuesta está siendo impulsada por los senadores republicanos Bob Corker, James Lankford y Jeff Flake, y está ganando impulso en el Senado controlado por los republicanos.

___

Los periodistas de The Associated Press Andrew Taylor, Ken Thomas y Matthew Daly contribuyeron con este despacho.

___

Stephen Ohlemacher está en Twitter como: http://twitter.com/stephenatap