AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Texas necesita más de 61.000 millones de dólares en fondos federales sólo para reconstruir la infraestructura pública dañada por el huracán Harvey, así como para realizar proyectos para evitar futuras inundaciones.

John Sharp, el “zar” de las labores de recuperación de Harvey en Texas, anunció el martes que la cifra se basa en encuestas a funcionarios locales y propuestas de ingeniería de los U.S. Army Corps, luego de que la tormenta causara daños en el estado por 180.000 millones de dólares.

Sesenta por ciento se destinaría para control de inundaciones, 33% para comprar y elecvar viviendas y edificios propensos a inundaciones, y el resto se destinaría a empresas proveedoras de agua, caminos, puentes y mitigación de riesgos.

El gobernador Greg Abbott está en Washington cabildeando por los 60.000 millones de dólares.

El Congreso aprobó inicialmente un paquete de asistencia después de Harvey por 15.000 millones de dólares. Otros 36.500 millones incluyen financiamiento para los estados afectados por huracanes: Texas y Florida, así como para el territorio de Puerto Rico, además de California, que fue azotado por incendios forestales.