AP NEWS
Related topics

Seattle: Apoyan a inmigrante mexicana en audiencia judicial

March 15, 2018

SEATTLE (AP) — Un juez de inmigración el jueves le dio al gobierno plazo hasta abril para responder a la denuncia de una inmigrante activista mexicana de que busca deportarla simplemente por su activismo político.

Decenas de partidarios acompañaron con gritos y aplausos a Maru Mora-Villalpando, de 47 años, cuando llegó al tribunal de Seattle para su audiencia de deportación.

Maru Mora-Villalpando, oriunda de Ciudad de México y quien ha estado en Estados Unidos ininterrumpidamente desde 1996, cuando se quedó en el país después de que caducó su visa, dice que no ha sido procesada por delito alguno y que no ha tenido roces con las fuerzas de la ley, motivos por los cuales usualmente se inician procesos de deportación. Sin embargo en diciembre, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) le envió una carta exigiéndole presentarse ante el tribunal de inmigración.

Un informe policial dijo que el gobierno comenzó a interesarse en su caso al detectar una entrevista a un diario en que ella hablaba de su estatus migratorio. El informe además apunta hacia su “extensa participación en protestas contra el ICE y en programas de activismo a favor de hispanos”.

La activista señaló hacia ese informe, en un recurso judicial presentado el lunes, como prueba de que el proceso en su contra debe cesar, pues se violó su derecho a la libre expresión.

Un abogado del Departamento de Justicia, Brent Campbell, le dijo al juez Brett Parchert que el gobierno se opone a esa denuncia, y Parchert le dio hasta el 9 de abril para presentar sus argumentos por escrito.

El ICE niega que busca detener a inmigrantes en base a su actividad política, y califica tales denuncias de “irresponsables, especulativas e inexactas”.

Activistas a favor de los inmigrantes han mencionado casos similares, como el de Eliseo Jurado, esposo de una activista en Boulder, Colorado, que se refugió en una iglesia para eludir la deportación, y Ravi Ragbir, un ciudadano de Trinidad y Tobago que lidera la Coalición Nuevo Santuario (New Sanctuary Coalition) en la ciudad de Nueva York.

El mes pasado, expertos en derechos humanos de la ONU llamaron a Estados Unidos a abstenerse de deportar a Mora-Villalpando y a otros activistas, al advertir que los defensores cívicos no deben ser castigados por sus expresiones.

“Hay que desmantelar al ICE”, aseveró Mora-Villalpando en declaraciones a la multitud el jueves. “El ICE no tiene supervisión, no le rinde cuentas a nadie”.

Mora-Villalpando, quien una vez ayudó a organizar una huelga de hambre en un centro de detención de migrantes en Tacoma (estado de Washington), está en libertad mientras el proceso sigue su curso. Se fijó el 22 de mayo como fecha de su próxima audiencia.

AP RADIO
Update hourly