AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Kathy Griffin estrena cinta sobre secuelas de foto de Trump

July 29, 2019
1 of 6
En esta foto del 16 de julio del 2019, Kathy Griffin posa en Nueva York durante la promoción de su película "Kathy Griffin: A Hell of a Story", que se exhibirá en cines de Estados Unidos un único día, el 31 de julio. (Foto por Matt Licari/Invision/AP)
1 of 6
En esta foto del 16 de julio del 2019, Kathy Griffin posa en Nueva York durante la promoción de su película "Kathy Griffin: A Hell of a Story", que se exhibirá en cines de Estados Unidos un único día, el 31 de julio. (Foto por Matt Licari/Invision/AP)

NUEVA YORK (AP) — Kathy Griffin dice que dos días después de que se desató el escándalo por su publicación de una foto con una cabeza ficticia del presidente Donald Trump en 2017, supo que debía filmar lo que estaba pasando.

Estaba perdiendo trabajos, encabezando titulares y recibiendo críticas por todos lados, sin mencionar que fue objeto de una investigación del gobierno para saber si era una amenaza creíble.

“Yo seguía diciendo, ‘Creo que esta es una historia importante e histórica’”, dijo Griffin a The Associated Press. “El presidente y el Departamento de Justicia no deberían volverlo a uno inapto para trabajar o para tener un seguro”.

El problema fue que nadie quería tener nada que ver con ella. Así que la comediante tomó su iPhone y comenzó a filmar. No hubo nada glamoroso ni un equipo de producción, ni siquiera un micrófono. Griffin dice que simplemente necesitaba capturar lo que estaba sucediendo en aquel momento y mantenerse fiel a ella misma.

El resultado es un largometraje titulado “Kathy Griffin: A Hell of a Story”, parte documental y parte especial de comedia. Griffin lo financió por completo y, un día de prensa reciente, estuvo cargando un póster de una entrevista a otra.

“Miren, lo hice en (la extienda de servicios de reproducción y fotocopiado) Kinkos, ¿OK? Sigo estando en la lista D”, dijo riendo haciendo alusión al reality de Bravo “Kathy Griffin: My Life on the D-List” que le mereció dos nominaciones al premio Emmy.

La parte documental de la cinta es cruda, dijo Griffin _ “Kathy fea, sin maquillaje, llorando” _ pero también es chistosa. Griffin interpuso secuencias de stand-up en el filme, que trató de vender como un especial de comedia pero “nadie quiso siquiera darle una mirada”.

Sin embargo, la película fue bien recibida en el festival SXSW el pasado marzo, y Fathom Events acordó proyectarla el 31 de julio en 700 cines de Estados Unidos. Qué sucederá después es lo que todo el mundo imagina: Griffin continuará luchando y no se dará por vencida.

“Sólo quiero que la gente sepa que uno no tiene que caer. Uno puede recibir unos cuantos golpes, pero después de que yo estire la pata quiero que alguien diga, ‘¿Sabes esa loca pelirroja? La agarraron, pero no cayó’”.

Para quienes no puedan asistir a las funciones del 31 de julio, Griffin admite que no sabe cómo podrán ver la película. Espera que alguien decida adquirirla y distribuirla y también le gustaría verla en otros países para que la gente aprenda tanto de ella como de Trump.

“Ahora que he viajado por el mundo con esta historia, sé que hay un verdadero interés en ‘¿quién es este tipo, de qué se trata, cómo opera?’”.

Y ha aprendido a valerse por sí misma, financiando sus actuaciones, haciendo promoción e incluso coordinando concesiones y acomodadores para sus presentaciones. “Fue más difícil, pero sin duda me mantuvo ocupada”, dijo Griffin.

También contó que tuvo que comprar detectores de metales porque “hubo todo tipo de incidentes. Un tipo se me acercó con una navaja en Houston”.

Aunque dice que algunas personas siguen convencidas de que es miembro de ISIS, se niega a disculparse por la foto y sostiene que no infringió la ley. (Sí dijo que lamentaba las secuelas inmediatas, pero luego se retractó).

“Pueden ofenderse tanto como quieran por esa foto, eso no me molesta para nada. Pero lo que quiero que sepa la gente es que yo no quebranté la ley”, aseveró. “Si uno se toma una foto como esa, uno no infringe la ley. Yo no violé la Primera Enmienda (de la Constitución sobre libertad de expresión) de ninguna manera”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.