CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El arzobispo de Dublín desea que el papa Francisco hable francamente sobre la "oscuridad" del abuso sexual sacerdotal durante su próxima visita a Irlanda, la cual ha sido empañada por nuevas revelaciones en la iglesia de Estados Unidos.

El arzobispo Diarmuid Martin, quien lleva años tratando de recuperar la credibilidad de la Iglesia católica después de décadas de abuso y encubrimiento irlandés, dedicó su homilía dominical al viaje que hará Francisco el 25 y 26 de agosto. Dijo que la visita se da en un momento de gran ansiedad sobre el futuro de la iglesia en Irlanda y más allá.

Martin reconoció que los escándalos han producido un "resentimiento profundamente arraigado" contra los líderes de la iglesia que facilitaban el abuso y trataban de protegerse.

“No es suficiente decir simplemente lo siento. Las estructuras que permiten o facilitan el abuso deben ser analizadas y destruidas para siempre”, advirtió.