PARÍS (AP) — El fabricante europeo de aviones Airbus anunció el jueves que sus ganancias mejoraron el año pasado, aunque se vieron lastradas por problemas derivados de su programa de aeronaves militares y complicaciones más recientes con los motores de sus aparatos con un único pasillo.

Airbus obtuvo un beneficio de 1.000 millones de euros (1.250 millones de dólares) en el cuarto trimestre, frente a las pérdidas de 816 millones de mismo periodo del año anterior, agregó la firma añadiendo que los ingresos se mantuvieron estables entorno a los 23.800 millones de euros. En el conjunto del año, el beneficio neto casi se triplicó a 2.900 millones de euros.

Airbus obtuvo contratos por importe de 1.300 millones de euros para su avión militar A400 y reconoció problemas con los motores proporcionados por Pratt & Whitney para el modelo A320neo. Según la empresa, recientemente se detectó otro problema con esos motores, lo que podría afectar a las entregas programadas para 2018.