PORTLAND, Maine, EE.UU. (AP) — La comisión de integridad electoral creada y después disuelta por el gobierno de Donald Trump no encontró pruebas que sustenten las denuncias del mandatario de que hubo fraude generalizado en los comicios de 2016, según un análisis de documentos oficiales difundidos el viernes.

En una carta dirigida al vicepresidente Mike Pence y al secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, que son republicanos y encabezaron la comisión, el secretario de Estado de Maine, Matthew Dunlap, afirmó que los documentos muestran que hubo un “desenlace predeterminado” y que los borradores de un informe de la comisión incluían una sección sobre pruebas de fraude electoral que estaba “notoriamente en blanco”.

“Buscar un fraude electoral es dar palos de ciego”, le dijo el demócrata Dunlap a The Associated Press. “No hay pruebas reales de eso en ninguna parte”.

El presidente republicano Donald Trump creó la comisión para que investigara los comicios presidenciales de 2016 después de que hiciera acusaciones sin sustento de que entre tres millones y cinco millones de votos fueron depositados en forma ilegal. Los detractores, entre ellos Dunlap, rechazaron las afirmaciones del mandatario de que hubo un fraude electoral generalizado.

El gobierno de Trump acató el mes pasado la orden de un tribunal de entregar los documentos de la comisión de integridad electoral a Dunlap. La comisión solo se reunió un par de veces y no ha emitido un informe.

Kobach _que fungió como vicepresidente de la comisión, mientras que Pence fue el presidente_ criticó de inmediato el viernes los hallazgos de Dunlap.

“Para algunas personas, no importa cuántos casos de fraude electoral les muestre uno, nunca bastarán para que ellos reconozcan que hay un problema”, afirmó Kobach, que busca la gobernación de Kansas y tiene buenas posibilidades de vencer al gobernador actual, Jeff Colyer, en las elecciones primarias republicanas del martes.

“Al parecer el secretario Dunlap no ve deliberadamente el fraude electoral que tiene frente a las narices”, denunció Kobach en un comunicado difundido por su portavoz.

Kobach dijo que desde el 2000 se han emitido más de 1.000 veredictos de culpabilidad relacionados con fraude electoral, y que la comisión presentó 8.400 casos de doble votación en 20 estados en los comicios de 2016.

“Si la comisión hubiera hecho el mismo análisis de todos los 50 estados, el número habría sido exponencialmente mayor”, afirmó Kobach.

En su respuesta, Dunlap dijo que esas cifras nunca fueron presentadas a la comisión, y que Kobach tampoco entregó evidencia alguna sobre sus denuncias de doble votación.

La oficina de Pence no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el viernes.

___

El periodista de The Associated Press John Hanna en Topeka, Kansas, contribuyó a este despacho.