OMAHA, Nebraska, EE.UU. (AP) — El hijo mayor del inversionista Warren Buffett usualmente se dedica a encontrar maneras en que su fundación pueda ayudar a los países pobres a mejorar su agricultura, o a cultivar sus cosechas en Illinois. Pero ahora, Howard Buffett, se ha inmiscuido en el debate en torno a la seguridad fronteriza con un libro en que critica el plan del presidente Donald Trump de construir un muro a lo largo de la frontera con México.

A primera vista, parecería algo incongruente, pero los argumentos de Howard Buffett se basan en su experiencia como filántropo, como dueño de tierras en Arizona y como voluntario en patrullas en Arizona e Illinois.

Buffett detecta una obvia correlación entre la falta de seguridad fronteriza y los problemas de drogas que vio como policía voluntario en Decatur y en el condado de Cochise en Arizona, donde es propietario de una finca.

"Hay un enorme dolor que afecta a una gran cantidad de personas en este país, que nadie está enfrentando, y que comienza en la frontera”, dice Howard Buffett.

Sabe que es poco probable que le hagan caso, debido a las férreas opiniones entre los partidarios y los opositores de Trump, pero insiste en que la mejor solución es una combinación de mejorías en las agencias de seguridad, la construcción de barreras en algunos sectores y una más estrecha cooperación con México y con otros países.

“El principal obstáculo es la retórica política que rodea el problema”, aseveró.

Trump no ha conseguido el financiamiento que ansía para la construcción de la barrera. El presupuesto aprobado por el Congreso en días recientes incluye 1.600 millones de dólares para el muro, pero gran parte de ese monto es para reparar segmentos existentes. Trump había pedido 25.000 millones de dólares.

Es difícil predecir cuál será la influencia del libro, titulado "Our 50-State Border Crisis: How the Mexican Border Fuels the Drug Epidemic Across America" (“La crisis fronteriza de nuestros 50 estados: Cómo la frontera con México agrava la epidemia de drogas en todo Estados Unidos”).

Paul Landow, profesor de ciencias políticas de Universidad de Nebraska en Omaha y otrora asesor político para los demócratas, dijo que el libro podría popularizarse en base al prestigio de Howard Buffett como ajeno a la política y entregado a la filantropía.

“Un libro así escrito por Howard, quien tiene una gran reputación, podría influenciar a alguna gente”, estimó Landow.