CHARLESTON, Virginia Occidental, EE.UU. (AP) — Un recluso que escapó de una cárcel en Virginia Occidental dos días antes de ser sentenciado ha sido capturado en la frontera entre Texas y México, informaron las autoridades el domingo.

Todd Wayne Boyes, de 44 años y residente de Caldwell, Ohio, fue capturado a las 4 de la madrugada del domingo, dijo en un comunicado Lawrence Messina, portavoz del Departamento de Asuntos Militares y Seguridad Pública de Virginia Occidental.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos informaron a la policía estatal de Virginia Occidental que Boyes intentó cruzar el Río Bravo en Laredo, Texas. Messina indicó que Boyes fue evaluado médicamente y luego trasladado a la cárcel del condado de Webb en Texas.

Boyes se había cambiado de ropa y escapó del centro penitenciario en Charleston el miércoles, pero el personal de la prisión no se dio cuenta hasta el jueves por la tarde. En una revisión de los videos de seguridad de la prisión, se mostró a Boyes abandonar la instalación la mañana anterior.

Se tenía previsto que Boyes fuera sentenciado el viernes por hasta 20 años en prisión bajo cargos que incluían huir y posesión de un automóvil robado.

En un comienzo, a Boyes se le presentaron cargos por intento de homicidio luego de que un policía resultara herido durante la persecución para arrestarlo, sin embargo el cargo fue descartado en un acuerdo negociado en septiembre.

De acuerdo con los investigadores, Boyes obtuvo pantalones de color caqui y una chaqueta verde oscuro o gris que usó para escapar haciéndose pasar por un civil o por una persona de confianza en la cárcel.

Tres recuentos de presos a final de los turnos no alertaron al personal de la cárcel sobre su fuga.

Messina dijo que cuatro empleados de la prisión habían sido suspendidos sin derecho a salario y estaban a la espera de los resultados de la investigación.