SAO PAULO (AP) — Las fuertes lluvias y vientos en Río de Janeiro han dejado cuatro personas muertas, informaron las autoridades el jueves.

Las tormentas que cayeron durante la noche inundaron carreteras, derribaron árboles y dañaron varias casas. Algunos hospitales se quedaron sin suministro eléctrico y se vieron obligados a funcionar con generadores.

Para la noche del jueves, las autoridades habían acordonado más de 50 casas que resultaron severamente dañadas en la favela de Alemao y en otro vecindario.

La alcaldía indicó que la lluvia en una zona fue la más fuerte que se haya registrado desde que las autoridades comenzaron a recopilar la información en 1997. Recibió más lluvia en una hora de lo que normalmente recibiría en todo febrero.

Los funcionarios municipales informaron que cuatro personas habían muerto y que tres resultaron heridas por las tormentas. El número de muertos incluía a un agente de la policía militar.

Se prevén más tormentas aisladas para los próximos días pero con vientos menos fuertes.