WASHINGTON (AP) — La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos proveerá vuelos para reubicar en viviendas temporales en el territorio continental a unos 3.000 puertorriqueños que siguen en albergues tras el paso del huracán María.

El portavoz de FEMA Ron Roth dijo el jueves que la agencia va a proveer asistencia prioritaria de transporte a pedido del gobernador puertorriqueño Ricardo Rosselló.

Miles de residentes de la isla siguen desamparados a siete semanas del azote del huracán. Existe además una gran escasez de viviendas temporales, tales como apartamentos y habitaciones de hotel.

Roth dijo que FEMA está trabajando para establecer acuerdos con Florida y Nueva York para aceptar a los reubicados. Más de 140.000 puertorriqueños han dejado el territorio desde el paso de la tormenta el 20 de septiembre. Algunos expertos estiman que otros 300.000 pudieran dejar la isla en los próximos dos años.