SAO PAULO (AP) — Unas 100 familias sin hogar que vivían desde hace meses en chozas de madera debajo de un puente en el centro de Sao Paulo fueron desalojadas el sábado por la policía.

Las precarias viviendas fueron desmanteladas como parte de una campaña de remodelación urbana de la ciudad. A las familias desalojadas se les trasladó a refugios temporales administrados por el gobierno local.

La mayoría de las personas se retiraron pacíficamente del área, aunque algunos residentes enojados quemaron varias de las chozas y le prendieron fuego a pedazos de madera y papel, señaló la policía. Las llamas alcanzaron a dos autos estacionados cerca de allí.

No se dieron más detalles de inmediato.