MILWAUKEE (AP) — El alcalde de una ciudad de Wisconsin tradicionalmente liberal ordenó retirar los monumentos a los soldados confederados en un cementerio, al afirmar que la Guerra Civil fue “una defensa de la deplorable práctica de la esclavitud” y “un acto de insurrección y traición”.

Uno de los monumentos en la capital estatal de Madison fue retirado el miércoles. La placa, llamada “Descanso confederado”, elogiaba a los soldados confederados enterrados en el cementerio Forest Hill como “valientes”.

El otro, un monumento grande de piedra que contiene una lista con los nombres de los soldados, requerirá maquinaria pesada para poderlo retirar, dijo el jueves el alcalde Paul Soglin a The Associated Press.

“Colocaremos de nuevo un indicador adecuado con sus nombres, pero uno que no se refiera a la Guerra Civil como un acto de heroísmo por parte de la insurrección confederada”, afirmó Soglin.

Tomó su decisión para retirar los monumentos en una época en que diversas ciudades en todo el país están retirando los que estén relacionados con los confederados tras los letales enfrentamientos del fin de semana en un mitin nacionalista blanco en Charlottesville, Virginia.

Soglin dijo estar de acuerdo con otros alcaldes en todo el país que están “hablando y actuando”.

“Estamos reconociendo que hay una diferencia entre recordar la historia y reverenciarla”, afirmó.

El monumento de piedra lleva más de un siglo en el cementerio, señaló Soglin. Una mujer con ancestros confederados solía visitar el lugar para atender las tumbas de los soldados, y los amigos de ella instalaron el monumento, dijo.

La placa que ya ha sido retirada fue instalada en 1981 por un donante que tenía parientes que lucharon en la Guerra Civil, indicó Soglin.

Incluso antes de los hechos de violencia en Charlottesville, el alcalde dijo que las autoridades municipales habían hablado acerca de retirar los monumentos. Indicó que los eventos en Virginia lo llevaron a concluir que “tenía que tomarse una decisión muy tajante en forma rápida”.