AP NEWS
Related topics

Un millón necesita ayuda alimentaria por el ébola

August 15, 2014

CONAKRY, Guinea (AP) — El mortífero virus del ébola que ha matado a más de mil personas en el África Occidental ha desquiciado el flujo de bienes, lo que obliga a Naciones Unidas a planear convoyes de alimentos para alimentar hasta un millón de personas amenazadas por el hambre en una región paupérrima.

Entre los retenes controlados por soldados y el temor de la población por la mortífera enfermedad, el peor brote del ébola afecta cada vez más el suministro de alimentos en tres países.

El impacto es evidente en la capital de Guinea, Conakry, donde ya no llegan frutas ni verduras del campo. En Sierra Leona y Liberia han cerrado varios mercados. El precio del arroz y otros alimentos básicos aumenta en las áreas bajo cuarentena.

Los cazadores de animales de la selva, que pueden ser portadores del virus, han perdido su sustento y los agricultores en algunas áreas han quedado separados de sus cultivos. Los aumentos de precios afectan a quienes a duras penas podían sustentarse hasta ahora.

Aunque ninguna de las regulaciones restringe el movimiento de artículos básicos, el temor y los inconvenientes perjudican los suministros. Aproximadamente un millón de personas en áreas aisladas podrían necesitar asistencia alimentaria en los próximos meses, según el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, que prepara una operación regional de emergencia para alimentar a los necesitados. La operación de tres meses puede extenderse.

La Organización Mundial de la Salud advirtió esta semana que el brote podría durar varios meses más y que su magnitud podría haber sido subestimada.

“Es una crisis de salud, pero ha incidido sobre la seguridad alimentaria”, dijo Fabienne Pompey, vocera del Programa. La agencia de la ONU ya ha suministrado ayuda durante meses a varios miles de personas, inclusive a quienes están en cuarentena y sus familiares.

Guinea, Liberia y Sierra Leona, que han impuesto algunas restricciones internas a los viajes, se están quedando más aisladas a medida que las aerolíneas regionales suspendieron sus vuelos a los tres países. Las grandes aerolíneas internacionales siguen operando, pero la ONU iniciará el sábado vuelos para los trabajos de ayuda humanitaria para asegurarse de que no haya interrupciones en las próximas semanas. Asimismo enviarán a su personal a zonas remotas en helicóptero.

___

El periodista de The Associated Press Jonathan Paye-Layleh en Monrovia, Liberia, contribuyó a este despacho.

AP RADIO
Update hourly