CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades migratorias mexicanas rescataron a cerca de 300 migrantes centroamericanos que eran transportados en condiciones peligrosas en dos tractocamiones por dos estados de la costa del Golfo, se informó el sábado.

El Instituto Nacional de Migración (INM) indicó en un comunicado que dos camiones fueron detenidos en un retén el sábado por la madrugada en el estado norteño de Tamaulipas, fronterizo con Texas.

Los escáners detectaron la presencia de personas en el interior: 198 migrantes provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador, fueron hallados sin ventilación adecuada, alimentos o agua suficientes y tan hacinados que apenas podían moverse. Las imágenes dadas a conocer por el INM muestran a decenas de personas dentro de un contenedor acurrucadas con chamarras y cobijas.

"Viajaban en condiciones deplorables", se señaló en el comunicado.

Tres personas fueron arrestadas bajo sospecha de tráfico de personas.

Los migrantes aseguraron a las autoridades que iniciaron su travesía en el estado de Tabasco y recorrieron Veracruz hasta llegar a Tamaulipas.

Agregaron que la carretera en la que los vehículos fueron detenidos entre Ciudad Victoria y Linares, Nuevo León, ha sido identificada por traficantes de personas como una manera de evitar los retenes de la carretera de Veracruz a la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, que hace frontera con McAllen, Texas.

Otro comunicado describió un hallazgo similar el viernes por la tarde en el estado de Veracruz, sobre la costa del Golfo de México. Según el documento, fue detectado un camión que transportaba a 102 centroamericanos “cuya vida corría peligro al presentar signos de deshidratación y asfixia”.

En ambos casos había decenas de niños migrantes.

También el sábado, la Secretaría de Marina de México informó en un comunicado que la guardia costera rescató el viernes a “siete personas de nacionalidad cubana, de sexo masculino, quienes se encontraban a bordo de una balsa improvisada aproximadamente a 237 kilómetros (128 millas náuticas) al Noroeste de Isla Mujeres, Quintana Roo”.

Una aeronave ubicó la embarcación, hecha con poliestireno expandido atado a palos de madera con una vela rudimentaria. A los cubanos, que han sido reportados en buen estado de salud, les fueron brindados agua y alimentos.