LONDRES (AP) — La primera ministra británica Theresa May busca sosegar las preocupaciones de los banqueros después de criticar una importante exigencia de ellos frente al Brexit, durante un discurso sobre la futura relación del país con la Unión Europea.

La gobernante dijo a la BBC en una entrevista difundida el domingo que Gran Bretaña y la UE deben reconocer el “papel tan importante” que los servicios financieros británicos tienen para ambas partes.

May emitió sus declaraciones dos días después de que rechazó la propuesta a favor de un acuerdo de “pasaportes” que permitiera a los empleados del sector bancario y otros profesionales trabajar en la UE con sus títulos británicos y viceversa. Un pacto de esa índole obligaría a gran Bretaña a aceptar normas de otras partes, lo que es inaceptable, afirmó.

“Lo que estamos buscando... es una nueva relación en los servicios financieros basada en el concepto del reconocimiento mutuo”, señaló May. “Dadas las sumas de dinero implicadas, dada la importancia de la estabilidad financiera, dado el riesgo que en verdad Gran Bretaña afronta... es importante que la concretemos sobre la base de normas regulatorias reconocidas. Pero no podemos simplemente aceptar las normas elaboradas en otra parte sin nuestra opinión”.

La entrevista de May fue grabada el viernes, el mismo día que pronunció un discurso importante en el que dijo al pueblo británico que debe afrontar “hechos concretos” sobre el Brexit y advirtió que el Reino Unido tendrá menos acceso a los mercados de la UE cuando salga del bloque.

El gobierno ha tenido como uno de sus objetivos principales la protección de los servicios financieros de Gran Bretaña porque el sector emplea a 2,2 millones de personas y genera un superávit comercial anual de 77.000 millones de dólares.

May buscó con su discurso responder a los detractores que destacan su incapacidad para enfrentar las realidades de abandonar el bloque de 28 naciones. Gran Bretaña tiene previsto salir de la UE el 29 de marzo de 2019, pero ambas partes deben negociar aún nuevos acuerdos de comercio, seguridad, aviación y otros temas.