CHICAGO (AP) — Varias ciudades estadounidenses, entre ellas Chicago, recibieron más de 3,1 millones de dólares cada una en ayudas federales para contratar agentes de policía adicionales.

El 80% de las 179 agencias que se repartirán un total de 98 millones de dólares se comprometieron a cooperar con las autoridades migratorias federales en sus centros de detención, señaló el lunes el secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, al anunciar la concesión de las ayudas del COPS Hiring Program.

No estuvo claro qué ciudades decidieron cooperar.

Los departamentos de policía del condado Metropolitan Dade de Florida, Houston y San Antonio y la oficina del sheriff del condado de Orange, California, también recibieron fondos federales.

Estas ayudas son independientes de las que se entregan para equipos de seguridad pública. El gobierno de Donald Trump amenazó con retener esos fondos a las ciudades que limiten su cooperación con las autoridades migratorias federales.

Chicago demandó al gobierno federal por esta medida, y docenas de jurisdicciones la respaldan.