AP NEWS
Related topics

Fiscal: ex ministro malasio abusó de “poder absoluto”

April 3, 2019

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — El ex primer ministro malasio Najib Razak ocupó el banquillo de los acusados el miércoles al inicio de su proceso por corrupción, en el cual el fiscal alegó que en el ejercicio de un “poder casi absoluto” durante casi una década robó millones de dólares de un fondo de inversiones estatal.

“El acusado no está por encima de la ley y su procesamiento y este juicio deben servir de precedente para todos los que en el futuro ejerzan este cargo augusto”, dijo el procurador Tommy Thomas en su alegato inicial.

Los abogados de Najib presentaron una moción contra los cargos, que incluyen abuso criminal de confianza, lavado de dinero y abuso de poder. El juez dijo que celebrará una audiencia sobre la moción más adelante y ordenó que comience el proceso.

El miércoles se cumplió el décimo aniversario de la juramentación de Najib como sexto primer ministro de Malasia, pero la furia generada por el escándalo del fondo 1MDB provocó su espectacular derrota electoral en mayo del año pasado. Investigadores estadounidenses dicen que socios de Najib robaron más de 4.500 millones de dólares del 1MDB entre 2009 y 2014. Lavaron las ganancias mal habidas a través de cuentas bancarias en Estados Unidos y otros países para financiar películas de Hollywood y comprar hoteles, un yate, obras de arte, joyas y otros objetos de lujo.

Unos 700 millones de dólares del fondo creado por Najib para el desarrollo económico de Malasia presuntamente fueron a parar a su propia cuenta bancaria.

Según Thomas, era Najib y no el directorio quien “dirigía y manejaba los asuntos” de 1MDB y su subsidiaria SRC. Las pruebas demostrarán, dijo el fiscal, que Najib usó parte de los 42 millones de ringgit (10,3 millones de dólares) tomados de SRC para realizar compras en Chanel en Honolulú, renovar dos de sus viviendas particulares y efectuar pagos a partidos de la entonces coalición gobernante.

Najib, de 65 años, se ha declarado inocente.

De saco azul oscuro y corbata, Najib sonrió al arribar a la corte e inclinó la cabeza para orar junto con sus seguidores.