BENGASI, Libia (AP) — Las autoridades libias hallaron los restos de tres niños secuestrados por rescate hace más de dos años cerca de la capital, en un caso que resaltó el deterioro de la seguridad en el país desde la rebelión del 2011.

Los niños, una niña y dos niños de entre 5 y 12 años, fueron secuestrados por hombres armados cuando iban a la escuela en diciembre del 2015 en la ciudad costera de Surman. Los cadáveres fueron hallados al sur de la ciudad, de acuerdo con la policía del gobierno en Trípoli.

Los niños eran familiares del prominente empresario Reyad al-Shershari, quien le dijo a la prensa local que habló con las autoridades pero que éstas no siguieron el caso.

El portal noticioso al-Wasat reportó que resultados preliminares de las autopsias indican que los niños fueron asesinados meses después del secuestro. El reporte forense no ha sido publicado aún.

El mes pasado, la policía dijo que allanó el escondite de la pandilla responsable por el secuestro de los niños y otros, matando a algunos de los miembros en un tiroteo. Dijo que el líder de la pandilla fue herido y arrestado.

Al-Wasat reportó que un pandillero detenido ayudó a las autoridades a encontrar los restos de los niños.

Libia se hundió en el caso tras la rebelión del 2011 que llevó al derrocamiento y la muerte del dictador Muamar Gadafi. Actualmente el país en controlado por gobiernos rivales en la capital y en el este, respaldados por una serie de milicias.