EL CAIRO (AP) — Una corte condenó a muerte a 75 persones el sábado, incluidos varios dirigentes de la proscrita Hermandad Musulmana, por su participación en una protesta en 2013, reportaron medios oficiales.

El fallo de la Corte Penal de El Cairo será remitido al gran muftí _la máxima autoridad religiosa del país_ para que dé su opinión sobre las sentencias, como es la norma en casos de pena capital. Si bien su opinión no es vinculante, la formalidad ofrece una oportunidad para que un juez revoque la sentencia inicial.

Las sentencias están sujetas a apelación.

Las sentencias para más de 660 condenados adicionales implicados en el caso serán dictadas el 8 de septiembre, indicó el portal estatal de noticias Al-Ahram. Esos fallos también podrán ser apelados.

De los 75 condenados remitidos al gran muftí, 44 se encuentran encarcelados y 31 continúan prófugos. La corte por lo regular dicta sentencias máximas para fugitivos, pero es común que se realice un nuevo juicio una vez que los prófugos son arrestados.

En el caso involucra a un total de 739 acusados, entre ellos el guía supremo de la Hermandad Musulmana, Mohammed Badie, y el fotoperiodista Mahmoud Abu Zeid. Los cargos van desde homicidio a daños a la propiedad pública. Ni Badie ni Abu Zeid fueron sentenciados a muerte en este caso.

La ocupación de la Plaza Rabaa al-Adawiya de El Cairo en 2013 fue en apoyo al presidente islamista Mohammed Morsi, de la Hermandad Musulmana, derrocado por los militares luego de una serie de protestas masivas contra su gobierno de un año.

La protesta fue disuelta violentamente el 14 de agosto de 2013. Más de 500 personas murieron.

Abu Zeid, conocido por su apodo de Shawkan, fue arrestado en agosto de 2013 mientras tomaba fotografías del violento operativo de las fuerzas del gobierno contra los manifestantes

Meses después, Egipto denominó a la Hermandad Musulmana una organización terrorista.

Desde entonces, las autoridades egipcias han lanzado fuertes operativos contra integrantes y partidarios de la Hermandad, deteniendo a muchos y enjuiciándolos bajo cargos de terrorismo.

Las cortes del país han realizado juicios multitudinarios y dictado penas de muerte para cientos de personas, lo que ha generado el repudio a nivel internacional.

En 2014, un juez sentenció a muerte a 529 seguidores de Morsi. Un nuevo juicio fue luego ordenado tras varios procedimientos legales.