WEST MIFFLIN, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Varias personas terminaron con náuseas después de pasar 10 minutos pendiendo en una atracción de feria debido a una falla en los frenos.

El barco pirata en el Parque Kennywood, cerca de Pittsburgh, se balancea como péndulo, de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Los pasajeros se quedaron atrapados el miércoles antes de que los trabajadores pudieran implementar un segundo sistema de frenado.

Equipos de emergencias médicas llegaron a ayudar a las personas mareadas, una vez que se detuvo el juego. No hubo reportes de lesionados.

El parque dice que le barco pirata tiene 35 años y tiene un buen registro de seguridad.