AP NEWS
Related topics

Steelers y Ravens disputan nuevo asalto en su división

September 28, 2018
1 of 2

Los Steelers de Pittsburgh felicitan a su compañero Mike Hilton (centro), quien interceptó un pase en el duelo del lunes 24 de septiembre de 2018, ante los Buccaneers de Tampa Bay (AP Foto/Jason Behnken)

Los Steelers y los Ravens nunca decepcionan. No importa la situación que estos equipos atraviesen cuando llegan a un enfrentamiento que se ha convertido en uno de los clásicos más atractivos de la NFL.

Y las cifras no mienten. El entrenador de los Steelers Mike Tomlin tiene marca de 11-11 cuando enfrenta a Baltimore, mientras que su contraparte John Harbaugh exhibe un registro de 10-10 contra Pittsburgh. Por si fuera poco, nueve de los últimos 14 enfrentamientos se han decidido por tres puntos o menos.

En esta ocasión, hay mucho más en juego que el orgullo. Pittsburgh (1-1-1) viene de su primer triunfo de la temporada y, ante Baltimore (2-1), buscará dar alcance a Ravens y Bengals en la cima del Norte de la Conferencia Americana.

No será tarea fácil. Nunca lo es ante Baltimore. Mucho menos ahora, cuando los Steelers tienen la 29na defensiva de la liga, que ha permitido 30 puntos en promedio en sus tres primeros partidos de la campaña, y 35 en el último cuarto.

La tarea se vuelve mucho más complicada ahora que tienen enfrente al quinto ataque más productivo de 2018 con 32,3 puntos por encuentro, de la mano del quarterback Joe Flacco, quinto en yardas de la AFC con 889.

Pero Pittsburgh _ ganador de los últimos tres enfrentamientos _ tiene las herramientas para convertir en un tiroteo su duelo ante la defensiva que menos yardas permite en la actual temporada.

El quarterback Ben Roethlisberger es segundo en la NFL con 1.140 yardas y durante sus últimos nueve compromisos en horario estelar como local tiene un registro de 9-0 con 30 pases de touchdown y nueve intercepciones. Además cuenta con el respaldo del wide receiver JuJu Smith-Schuster y el running back James Conner, ambos de segundo año, quienes son los dos primeros de la AFC en yardas totales en la actual campaña.

___

DOLPHINS-PATRIOTS

Cuando se dio a conocer el calendario, muchos se imaginaban que uno de estos equipos llegaría invicto a este duelo. Pocos pensaban que ese equipo sería Miami.

Los Dolphins buscan su primer inicio de 4-0 desde 1995 gracias a la segunda defensiva más oportunista de la liga, con ocho intercambios de balón, y a un ataque eficiente de la mano del quarterback Ryan Tannehill, quien ha lucido en su reaparición tras ausentarse toda la campaña anterior por una lesión de rodilla.

Por su parte, los Patriots buscan evitar su primer inicio de 1-3 desde la campaña de 2001 (año en que ganaron el Super Bowl) y su primera racha de tres derrotas desde 2002.

Hay un antecedente alentador: Nueva Inglaterra no ha caído en casa ante los Dolphins desde 2008. Pero hay también presión: no puede darse el lujo de rezagarse a tres juegos de la cima divisional tan temprano en la temporada.

Para evitarlo, el quarterback Tom Brady y el coach Bill Belichick deben encontrar pronto una solución a los problemas ofensivos que los ubican apenas como el 25to mejor ataque de la NFL, una posición poco habitual para Brady, quien tiene 12 touchdowns y tres intercepciones en sus últimos cinco enfrentamientos ante los Dolphins.

La semana cuatro inició el jueves con la victoria de los Rams por 38-31 sobre los Vikings para continuar con el inicio perfecto de campaña de Los Ángeles. La actividad continúa el domingo con los siguientes encuentros: Bengals (2-1) en Atlanta (1-2); Buccaneers (2-1) en Chicago (2-1); Lions (1-2) en Dallas (1-2); Bills (1-2) en Green Bay (1-1-1); Eagles (2-1) en Tennessee (2-1); Texans (0-3) en Indianápolis (1-2); NY Jets (1-2) en Jacksonville (2-1); Browns (1-1-1) en Oakland (0-3); Seahawks (1-2) en Arizona (0-3); Saints (2-1) en NY Giants (1-2); y 49ers (1-2) en L.A. Chargers (1-2).

La cuarta semana concluye el lunes con la visita de los invictos Chiefs a Denver (2-1).

AP RADIO
Update hourly