TEGUCIGALPA (AP) — El gobierno hondureño acusó a los rivales políticos del presidente Juan Orlando Hernández de ordenar a “pandillas” que bloqueen calles y cometan otros actos de violencia en medio de las protestas por las disputadas elecciones del 26 de noviembre.

“Las pandillas pretendieron hoy afectar a los hondureños, tomándose vías de comunicación con el afán de generar caos y un estado de terror" bajo las órdenes del candidato opositor Salvador Nasralla y el expresidente Manuel Zelaya, denunció el gobierno el viernes en la noche.

Nasralla lleva 41,4% de los votos frente a 43% de Hernández según el conteo del Tribunal Supremo Electoral, si bien no se ha anunciado un ganador.

Zelaya fue derrocado en un golpe de Estado en 2009 y fundó el partido que postuló a Nasralla como candidato.

Éste ha denunciado fraude. Al menos 16 personas han muerto en los disturbios desde los comicios.