AP NEWS
Related topics

Un gerente poco ortodoxo revoluciona a los Mets

March 28, 2019
El pitcher Jacob deGrom (48) de los Mets de Nueva York lanza durante un juego de exhibición ante los Marlins de Miami, el martes 12 de marzo de 2019, en Jupiter, Florida. (David Santiago/Miami Herald via AP)

NUEVA YORK (AP) — ¿Puede un agente de peloteros destacarse como gerente de un club de Grandes Ligas? ¿Y en Nueva York? ¿Con los Mets?

Brodie Van Wagenen se encargará de darle respuesta a una arriesgada apuesta tanto para él como para una franquicia con un historial de frecuentes despistes.

Van Wagenen tenía un empleo soñado en la agencia Creative Artists. Varios de sus clientes juegan para los Mets, entre ellos el as Jacob deGrom.

Durante la búsqueda de un sucesor permanente de Sandy Alderson, los dueños del equipo se entusiasmaron al charlar con Van Wagenen y eventualmente le ofrecieron cambiar de bando.

“No me resistí mucho”, reconoció Van Wagenen, de 44 años.

No es un experimento novedoso. Dave Stewart, un ex pitcher que trabajaba como agente, fue nombrado gerente de los Diamondbacks de Arizona, al final de 2014. No le fue bien: apenas duró dos años tras una serie de cuestionables transacciones — con 93 derrotas en su última campaña.

Ha funcionado en la NBA, donde Bob Myers renunció a la agencia Wasserman para convertirse en subgerente de los Warriors de Golden State en 2011. Al siguiente año ascendió al cargo de gerente, y los Warriors han ganado tres campeonatos desde 2015, formando una dinastía con Stephen Curry, Kevin Durant y Draymond Green entre sus figuras.

Tras firmar por cuatro años, Van Wagenen prometió instaurar una identidad ganadora en unos Mets que vienen de dos años seguidos con balance desfavorable de victorias y derrotas.

Fueron superagresivos en el invierno, adquiriendo a cinco jugadores con la etiqueta de “All-Stars”.

El segunda base Robinson Canó y el cerrador Edwin Díaz llegaron en un canje con Seattle. Los Mets absorbieron los 120 millones de dólares por cinco años que se le deben a Canó en un contrato que fue negociado precisamente por Van Wagenen.

Ahí no paró la cosa. También ficharon al receptor Wilson Ramos, al infielder Jed Lowrie y al relevista Jeurys Familia, a quien habían traspasado a Oakland a mitad de la pasada campaña.

Se puso mucho énfasis en tener una banca más completa y reforzar el bullpen.

El problema para los Mets es que ellos no fueron los únicos fortalecidos en una competitiva División Este de la Liga Nacional. Los Filis ficharon a Bryce Harper, amén de añadir al receptor J.T. Realmuto, el torpedero Jean Segura, el jardinero Andrew McCutchen y el relevista David Robertson. Washington tampoco se quedó de brazos cruzados y Atlanta, el actual campeón, tendría en Ronald Acuña Jr. el jugador de mejor proyección en las mayores.

Pero los Mets serán aspirantes.

Otros detalles sobre Nueva York

DEGROM Y SU NUEVO CONTRATO: Cerca del límite para negociar, los Mets y deGrom finalmente cerraron un nuevo contrato de 137,5 millones. Tras un tira y afloja con el reinante Cy Young de la Nacional, el acuerdo incluye un monto garantizado de 52,5 millones que será diferido hasta la década de 2030.

DeGrom, un derecho que cumplirá 31 años en junio, viene de una campaña en la que registró una efectividad de 1.70, permitiendo tres o menos carreras en sus últimas 29 aperturas. Su marca individual fue de 10-9 en un equipo que terminó 77-85.

ROTACIÓN: Otra vez, Nueva York dependerá su magnífica rotación para señalarle el camino. Noah Syndergaard (13-4, 3.03 de efectividad en 25 salidas) busca tener una temporada completa sin lesiones, mientras que Zack Wheeler (12-7, 3.31) llegó a ser más dominante que deGrom en la segunda mitad (9-1, 1.68 en sus últimas 11 aperturas).

BATES: Lo que los brazos de los Mets necesitan es que la ofensiva les respalde, y se supone que la llegada de Canó les ayudará en ese sentido. Con el dominicano de 36 años a bordo, la alineación exhibe más poder, al incluirse al venezolano Ramos y el jardinero Michael Conforto (28 jonrones). Podrían recuperar al toletero cubano Yoenis Céspedes a mediados de julio tras operarse ambos talones.

PROSPECTO: A punta de batazos largos, el primera base Pete Alonso se ganó el puesto en el roster de inicio de temporada. Alonso lideró las menores el año pasado, al combinarse para 36 jonrones y 119 remolcadas en Doble A y Triple A. Se la ha cuestionado por su defensa, pero ha dado indicios de que ha mejorado.

PROFUNDIDAD: Las lesiones no le dan tregua a los Mets, pero confían tener el suficiente personal para asimilar bajas. Estarán a prueba desde el inicio. El tercera base Todd Frazier (oblicuo) y Lowrie (rodilla izquierda) se perderán el inicio del año. El equipo añadió a Keon Broxton, J.D. Davis, Rajai Davis, Justin Wilson y Luis Avilán, todos con el fin de aportar desde la banca y bulllpen.