CARACAS (AP) — Al menos 16 personas lograron sobrevivir al naufragio de una pequeña embarcación con unas 30 personas a bordo, tras chocar contra unas rocas en las costas de la isla de Curazao, informaron las autoridades venezolanas el viernes. Cuatro personas murieron y las autoridades de Venezuela y Curazao continuaban el viernes la búsqueda de 10 pasajeros desaparecidos.

"Tenemos 11 personas que ya los familiares nos confirmaron que están resguardados" tras el naufragio del miércoles, dijo a The Associated Press Gregorio Montaño, director regional de Protección Civil. Agregó que permanecen escondidos debido a que entraron ilegalmente a la isla.

Añadió que las autoridades de Curazao mantienen detenidos a otros cinco sobrevivientes del naufragio, de los cuales dos permanecen internados en un centro de salud debido a las lesiones que sufrieron en medio del hundimiento de la embarcación de motor.

Agregó que de los cuatro cadáveres localizados el miércoles en una playa del norte de Curazao, dos hombres y dos mujeres, las autoridades venezolanas lograron identificar a tres, que tenían edades entre 22 y 24 años, por fotografías que les tomó la policía de Curazao y que identificaron los familiares de las víctimas.

La embarcación siniestrada partió la noche del martes de la población de San José de la Costa, en el estado costero de Falcón, y naufragó el miércoles tras chocar contra unas rocas cerca de la entrada de una laguna en la región Koraal Tabak, al norte de Curazao.

La coalición de la Mesa de la Unidad Democrática, que agrupa a una veintena de partidos venezolanos, expresó que los pasajeros huyeron del país debido a la crisis económica y social que enfrenta Venezuela y responsabilizó al gobierno de las muertes. “Estos jóvenes son nuevas víctimas de la dictadura que aferrada al poder se niega a abrir un canal humanitario, a convocar elecciones justas, competitivas y transparentes sin inhabilitados ni presos políticos, que se niega a cumplir la constitución”, aseguró la alianza en un comunicado.

El accidente ocurre en medio de las tensiones generadas luego de que el 5 de enero el presidente venezolano Nicolás Maduro ordenó el cierre por 72 horas de las comunicaciones aéreas y marítimas con Aruba, Curazao y Bonaire por el contrabando de bienes venezolanos hacia esas islas. Las autoridades venezolanas decidieron a inicios de esta semana extender la medida.

___

Fabiola Sánchez está en: https://twitter.com/fisanchezn