SEÚL (AP) — Un tifón castigó a Corea del Sur con feroces vientos y densa lluvia, dejando una persona desaparecida, varios edificios dañados, zonas sin electricidad y gran número de vuelos cancelados.

Pero otra tormenta se debilitó y dejó de ser tifón, dijo la agencia meteorológica japonesa, luego que pasó por el sector occidental del país durante la noche.

La agencia meteorológica surcoreana dijo que el tifón Soulik se había debilitado al trasladarse hacia el noreste pero aun así arrojará fuertes lluvias y vientos en la región montañosa del oriente, antes de abandonar la península en horas de la tarde.

Las lluvias engendradas por Soulik también cayeron sobre la capital norcoreana Pyongyang toda la mañana, pero los efectos parecían ser leves. No se pudo averiguar de inmediato si los norcoreanos habían tomado medidas especiales de precaución, o sobre si hubo algunos daños en ese país.

El gobierno surcoreano informó que un hombre de unos 30 años resultó herido y que una mujer de 23 años estaba desaparecida, al parecer arrastrada por las corrientes en la isla de Jeju, en el sur, el miércoles por la noche. Un joven de 16 años resultó herido en Goheung por el derrumbe de una pared.