AP NEWS
Related topics

Lelio dudó de “Una mujer fantástica” hasta que apareció Vega

March 4, 2018

Sebastián Lelio recibe el premio Independent Spirit a la mejor película internacional por "Una mujer fantástica" el sábadp 3 de marzo del 2018 en Santa Mónica, California. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP)

BEVERLY HILLS, California, EE.UU. (AP) — “Una mujer fantástica” ha sido elogiada alrededor del mundo y el domingo compite por un premio Oscar, pero el director chileno Sebastián Lelio llegó a dudar si quería hacerla.

“El punto de partida fue una interrogante: ¿qué pasaría si la persona que amas muere en tus brazos y de algún modo es el peor lugar donde puede morir porque tú eres el indeseado y tendrías que llamar a la familia a avisarles? ... Estaba con el coguionista (Gonzalo Maza) hablando y hablando, y de pronto surgió la idea (de que esa persona fuera una mujer transgénero) y como que nos congelamos, no pudimos seguir escribiendo”, dijo Lelio el sábado durante el simposio anual de nominados a mejor película en lengua extranjera, horas antes de alzarse con el premio Independent Spirit.

“Sonaba muy emotivo, muy conmovedor, pero al mismo tiempo sabía que, al menos en mi cabeza, había puros clichés. Yo no estaba seguro de que quería hacer la película. Sonaba demasiado peligrosa, llena de trampas, lo cual es una buena señal, pero una aterradora”, señaló.

La persona que lo convenció, sin siquiera saberlo, fue la aclamada estrella de la cinta Daniela Vega, a quien llegó a través de una persona en común inicialmente solo en busca de asesoría para el proyecto.

“Estaba trabajando en un salón de belleza, la fui a buscar, fuimos a un café y quedé tan fascinado con ella, me encantó de inmediato. Es muy chistosa, muy ingeniosa, muy política y muy, muy inteligente”, recordó el cineasta. “Después de esa conversación me di cuenta de que quería hacer la película y de que no lo iba a hacer sin una actriz transgénero. ... Me tomó como un año darme cuenta de que la asesora cultural era LA estrella”.

Durante el evento en el Samuel Goldwyn Theater, en la sede de la Academia, Lelio compartió escenario con la directora de “En cuerpo y alma” Ildikó Enyedi (Hungría), el realizador de “El insulto” Ziad Doueiri (Líbano), el director de “Sin amor” Andrey Zvyagintsev (Rusia) y el de “The Square”, Ruben Östlund (Suecia).

Un fragmento de cada película fue proyectado al principio, y cada director tuvo la oportunidad de presentar a los miembros de su elenco o equipo que se encontraban en el público. Entre el séquito de Lelio esta vez no estuvo Vega, pero sí asistió el actor chileno Francisco Reyes, quien en el filme da vida a Orlando, el novio de la protagonista. También acudieron el guionista Gonzalo Maza y el productor Juan de Dios Larraín, entre otros.

Como en años pasados, el simposio fue moderado por el productor de Hollywood Mark Johnson, quien destacó que las cinco cintas postuladas tenían un común denominador: no se enfocan en conflictos sino en los personajes.

“Marina en ‘Una mujer fantástica’ podría fácilmente representar a un personaje frío en una sociedad prejuiciosa predeterminada, pero Marina realmente representa al personaje mismo”, citó refiriéndose al personaje de Vega al mencionar varios ejemplos. “El triunfo de esa película acertadamente titulada es que Marina es un personaje de carne y hueso que tiene éxito más allá de la película a su alrededor”.

También resaltó que este año las cinco películas en la contienda fueron dirigidas por cineastas experimentados que ya habían tenido relación con la Academia: la primera película de Doueiri fue “Beirut”, que Líbano presentó a la competencia en 1998; “Mi siglo XX” de Enyedi representó a Hungría en 1989; hace cuatro años la cinta de Lelio “Gloria” fue la apuesta chilena al Oscar y “Fuerza mayor” de Östlund quedó entre las nueve precandidatas; y ese mismo año “Leviatán” de Zvyagintsev resultó nominada.

“Una mujer fantástica” retrata la relación entre una joven trans y un hombre mayor, y el maltrato al que ella es sometida tras la muerte de él a manos de sus familiares y los agentes que investigan el deceso. “En cuerpo y alma” sigue a Endre y Mária, trabajadores de un matadero que sueñan con enamorarse como venados en un bosque. “El insulto” presenta una disputa entre Toni y Yasser, un libanés cristiano y un refugiado palestino que terminan en la corte en un caso que captura la atención nacional; mientras que “Sin amor” sigue a Zhenya y Boris, una pareja en medio de un amargo divorcio que debe unirse para encontrar a su hijo desaparecido, y “The Square” al prestigioso curador de un museo, Christian, quien atraviesa una crisis personal y profesional mientras intenta montar una exhibición polémica.

“Todas estas cintas funcionan y lo hacen de una manera gloriosa debido a sus protagonistas vivaces y vibrantes, quienes nos toman de la mano y nos guían por los mundos de esas películas”, dijo Johnson. “Lo que hacen las películas maravillosas es presentarnos personajes singulares y hacer que de inmediato nos importe lo que les pasa a ellos”.

Los Premios de la Academia, en su 90ª edición, se entregan el domingo en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

___

Sigal Ratner-Arias está en Twitter como https://twitter.com/sigalratner

AP RADIO
Update hourly