MILÁN (AP) — Un terremoto de magnitud 4,7 remeció el martes una zona del centro de Italia próxima a Macerata que ya se vio afectada por una serie de potentes sismos en 2016. Por el momento no se reportaron fallecidos ni heridos.

Los alcaldes de las localidades afectadas informaron de daños materiales provocados por el temblor registrado al amanecer, y dijeron que se pusieron en marcha las comprobaciones pertinentes. Algunas escuelas cancelaron las clases y el servicio de trenes no operará en la zona.

En Muccia, donde estuvo el epicentro, el movimiento telúrico pareció afectar a estructuras que ya habían sufrido daños previamente, explicó el regidor de la localidad, Mario Baroli, a la televisora Sky News24. Este fue el sismo más potente en la zona desde los registrados en octubre de 2016, agregó.

El alcalde de Pieve Torina, Alessandro Gentilucci, contó a RAI News24 que las autoridades estaban comprobando las estructuras.