TANGERANG, Indonesia (AP) — Al menos 47 personas fallecieron y decenas más resultaron heridas el jueves tras una explosión y un incendio en una fábrica de juegos pirotécnicos cerca de la capital de Indonesia, Yakarta, dijo la policía.

En torno a las 10:00 de la mañana se oyó una enorme explosión en la planta y después otras más pequeñas resonaron en todo el barrio, según los testigos, mientras llamas naranjas salían del edificio y una columna de humo se alzaba desde el lugar.

Los cuerpos de las 47 víctimas fueron hallados entre los restos de la fábrica, donde hay una operación de búsqueda abierta, indicó Hary Kurniawan, jefe de la policía de Tangerang, la localidad donde se encontraba la fábrica.

La cifra de víctimas podría subir porque muchos heridos sufren extensas quemaduras, explicó Nico Afinta, director general de lucha contra el crimen en la policía de Yakarta.

La policía informó que había 103 personas trabajando en la planta y todavía hay 10 desaparecidos. Es posible que los desaparecidos estén entre los que no vinieron a laborar o que tuvieran lesiones menores y no buscaron atención médica, dijo el portavoz de la policía en Yakarta, Argo Yuwono.

“El fuego comenzó con una fuerte explosión, como una bomba”, dijo a MetroTV Benny, un vecino de Tangerang que sólo utilizaba un nombre.

El testigo dijo que había visto a policías y vecinos derribar un muro de la fábrica para ayudar a salir a los trabajadores. Algunas de las víctimas salieron en llamas, dijo.

La factoría se encuentra cerca de una zona residencial en Tangerang, una ciudad en la provincia de Bantem, a las afueras de Yakarta. Según el reporte policial las llamas se extendieron tras una explosión y el techo del inmueble colapsó.

Más de 40 personas resultaron heridas y estaban siendo atendidas en tres hospitales, agregó Kurniawan.

La fábrica comenzó a funcionar hace menos de dos meses, agregó.

“Todavía estamos investigando la causa del incendio e interrogando a los testigos, dijo el jefe de policía a la prensa. “Deben exigirse responsabilidades legales a los propietarios de fábricas o cualquiera que ignore e incumpla las normas de seguridad”.

Aunque la fábrica tenía un permiso, su proximidad a una zona residencial iba en contra de la normativa, indicó la cadena indonesia MetroTV, citando a un funcionario local. A menudo, las normas de seguridad se aplican de forma irregular en Indonesia.