BALTIMORE (AP) — Chris Sale lució en su mejor forma hasta su último lanzamiento, en otra victoria significativa para los Medias Rojas.

Sale repartió 13 ponches para convertirse en el primer pitcher de la Liga Americana en 18 años que llega a la marca de 300 abanicados, y Boston aplastó el miércoles 9-0 a los Orioles de Baltimore. Más tarde, la derrota de los Angelinos de Los Ángeles por 6-5 ante los Indios de Cleveland le aseguró a Boston el pase a la postemporada por segundo año consecutivo.

Sale (17-7) alcanzó el hito en su último pitcheo, un tercer strike cantado ante Ryan Flaherty, para poner fin al octavo inning. El lanzador anterior de la Americana que había abanicado a 300 bateadores en una campaña fue el dominicano Pedro Martínez en 1999, cuando estableció un récord del club con 313.

Fue el manager John Farrell quien envió a Sale al montículo para que resolviera la octava entrada y tuviera la oportunidad de llegar a 300 ponches.

Lo curioso es que el zurdo dijo que no tenía idea de que estaba en 299 abanicados cuando inició el inning.

“No, no lo sabía”, comentó. “Salí y ponché al último y todos comenzaron a volverse locos. Sabía que estaba cerca, pero no a uno solo”.

Mookie Betts y Deven Marrero pegaron sendos vuelacercas por los Medias Rojas, que tras la derrota de los Angelinos tiene garantizada al menos una plaza de wild card en la Liga Americana.

Desde luego, los Medias Rojas preferirían ser campeones de la División Este. Tienen ahí una ventaja de tres juegos sobre los Yanquis de Nueva York, cuando restan 10 compromisos en la campaña regular.

Luego de ganar dos encuentros de 11 innings en forma consecutiva ante los alicaídos Orioles, Boston tomó esta vez una ventaja de 6-0 en la quinta entrada. Navegó así tranquilo hacia su undécimo triunfo en 14 partidos.

Betts y Marrero pegaron cuadrangulares de dos carreras en la cuarta entrada frente a Wade Miley (8-14). El dominicano Hanley Ramírez agregó un doblete de dos carreras en el quinto episodio.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ramírez de 5-3 con una anotada y tres impulsadas. El venezolano Sandy León de 3-1.

Por los Orioles, el venezolano Anthony Santander de 1-1. El dominicano Welington Castillo de 3-0.