RIAD, Arabia Saudí (AP) — El rey Salman de Arabia Saudí ordenó transferir 2.000 millones de dólares a Yemen el miércoles, tras un pedido urgente del primer ministro yemení para evitar el "derrumbe total" de la moneda yemení.

El primer ministro Ahmed Obeid bin Daghir había pedido al reino y sus aliados que actúen "hoy, no mañana" y dijo que apuntalar el rial yemení significa "salvar a los yemeníes de una hambruna inevitable". En su carta, dijo que Yemen necesita un rescate.

Desde hace tres años, una coalición liderada por Arabia Saudí y respaldada por Estados Unidos realiza incursiones aéreas en Yemen contra los rebeldes hutíes aliados con Irán. Los rebeldes ocuparon Saná, la capital y obligaron al gobierno a huir al exilio.

La guerra ha matado a más de 10.000 civiles, desplazado a 2 millones de personas y llevado a millones más al borde de la inanición. Naciones Unidas dice que Yemen padece la crisis humanitaria más grave del mundo.

Arabia Saudí dijo en un comunicado que los fondos irán al Banco Central de Yemen para ayudar a resolver "el deterioro de la situación económica que enfrenta el pueblo yemení".

El año pasado, el gobierno yemení respaldado por Riad y la comunidad internacional creó un Banco Central alternativo al de Saná y lo trasladó a la ciudad portuaria de Adén, en el sur.

Sin embargo, el gobernador del banco en Adén, Monasser al-Quaiti, dijo el año pasado que la coalición bloqueó 13 vuelos que llevaban dinero al país y estaba "estrangulando" su economía. El reino acusa a los hutíes de robar ingresos del gobierno asignados a los servicios públicos y manipular la tasa de cambio.

El derrumbe económico ha provocado la parálisis de servicios básicos. Esto a su vez ha provocado un brote de cólera que ha matado a unas 2.000 personas e infectado a 1 millón hasta el momento.