TORONTO (AP) — El primer ministro Justin Trudeau se disculpó el martes ante miembros de la comunidad LGBTQ por las medidas que tomó el gobierno en contra de miles de trabajadores del servicio público y las fuerzas armadas durante la Guerra Fría.

Trudeau dijo en un discurso ante el Parlamento que, de la década de 1950 a principios de la de 1990, el gobierno federal implementó una campaña de represión contra miembros y presuntos miembros de las comunidades LGBTQ. Lo que se pensaba por entonces, dijo, era que todos los canadienses que no eran heterosexuales automáticamente correrían un mayor riesgo de ser chantajeados por adversarios de Canadá.

"Esta es la devastadora historia de gente que fue catalogada como criminal por el gobierno, gente que perdió su forma de sustento, y en algunos casos, su vida", dijo.

"Estas no son prácticas distantes de gobiernos olvidados hace mucho tiempo. Esto ocurrió sistemáticamente, en Canadá, no hace mucho tiempo, más recientemente de lo que nos gustaría admitir", puntualizó.

Trudeau dijo que el servicio público, las fuerzas armadas y la Real Policía Montada Canadiense espiaban a sus propios integrantes, dentro y fuera de sus centros laborales. Indicó que los canadienses fueron monitoreados por cualquier cosa que pudiera haberse interpretado como comportamiento homosexual. Vigilaban a grupos comunitarios, bares, parques e incluso viviendas. Agregó que, cuando el gobierno sentía que tenía evidencia suficiente, algunos sospechosos eran llevados a lugares secretos durante la noche para ser interrogados.

Quienes admitían ser gays eran despedidos, dados de baja, o intimidados para que renunciaran, añadió. Fue una cacería de brujas, puntualizó.

"Hoy estoy aquí, con vergüenza y dolor y profundo arrepentimiento por las cosas que hemos hecho, para decir: Estuvimos equivocados. Nos disculpamos. Lo siento. Lo sentimos", afirmó Trudeau ante un público que lo ovacionó de pie.