SAN FRANCISCO, California, EE.UU. (AP) — El sospechoso de asesinato en medio de un debate nacional de inmigración admite que realizó el disparo que mató a una joven mujer de San Francisco que daba un paseo vespertino con su padre.

Pero sigue sin saberse si apuntó el arma hacia Kate Steinle, de 32 años, o la accionó de manera accidental.

El ex jefe del laboratorio criminal del Departamento de Policía de San Francisco testificó el jueves que aparentemente el disparo fue accidental. Los fiscales y la policía aseguran que Juan Francisco López Sánchez le apuntó a Steinle al momento de jalar el gatillo el 1 de julio.

Investigadores y expertos en balística testificaron previamente que la bala rebotó en el concreto del pavimento del muelle antes de impactar a Steinle en la espalda.

Jim Norris, el ex jefe del laboratorio criminal de la policía de San Francisco señaló que aparentemente López Sánchez estaba apuntando al momento de disparar. También señaló que el tipo de arma utilizada, una pistola Sig Sauer semiautomática calibre .40 de un agente federal, ha estado en medio de varios tiroteos accidentales de las autoridades.

Norris testificó durante el tercer día de la audiencia preliminar para determinar si existe suficiente evidencia para que López Sánchez enfrente juicio. El juez agendó más procedimientos para el 3 de septiembre.

El inspector de policía de San Francisco, John Evans, testificó el miércoles que la bala viajó en línea recta, insinuando que Juan Francisco López Sánchez, estaba apuntando el arma en dirección a Steinle.

Evans dijo que los investigadores encontraron un sitio en el muelle 14, donde la bala dejó una marca el 1 de julio antes de impactar a Steinle en la espalda. El examinador forense, Michael Hunter, también testificó el miércoles que la bala dejó una herida en forma rectangular, en lugar de la típica forma de óvalo, lo que indicaba que la bala había rebotado antes de impactar a Steinle.

Sin embargo, los fiscales han acusado a López Sánchez de disparar intencionalmente contra Steinle.

López Sánchez dijo a la policía que disparó la bala, pero dijo que se trató de un accidente, de acuerdo con su abogado Matt Gonzalez y a su testimonio en la corte.

López Sánchez declaró que halló el arma envuelta en una camiseta bajo una banca del muelle 14 de San Francisco. El arma pertenecía a un oficial de la Oficina de Reclamaciones federal, quien reportó que su arma oficial había sido robada de su auto en San Francisco en junio.