AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Regresa la luz tras apagón masivo en Sudamérica

Por LUIS ANDRES HENAO y PAUL BYRNEJune 17, 2019
1 of 2
Los pasillos del metro de Buenos Aires están iluminados sólo por luces de emergencia durante un apagón el domingo 16 de junio de 2019. (AP Foto/Tomas F. Cuesta)
1 of 2
Los pasillos del metro de Buenos Aires están iluminados sólo por luces de emergencia durante un apagón el domingo 16 de junio de 2019. (AP Foto/Tomas F. Cuesta)

BUENOS AIRES (AP) — La luz regresó el lunes a Argentina, Uruguay y Paraguay después de un apagón masivo que afectó la víspera a decenas de millones de personas, pero las autoridades seguían en la oscuridad sobre las causas del colapso que ha generado críticas al presidente Mauricio Macri.

Macri prometió una investigación exhaustiva del apagón, que planteó interrogantes sobre el funcionamiento de la red eléctrica argentina y sus conexiones con otros países de la región.

Las autoridades dijeron que los resultados de la investigación estarían disponibles entre 10 a 15 días y que no podían dar detalles inmediatos sobre el impacto económico del apagón, que se produjo el domingo, cuando se celebraba el Día del Padre en Argentina.

El secretario argentino de Energía, Gustavo Lopetegui, dijo el lunes a Radio La Red que no es posible plantear una hipótesis sobre lo qué pasó porque no se cuenta con “la información necesaria” pero subrayó que “hay cero posibilidades de que vuelva a repetirse”.

Lopetegui señaló que lo que sí se sabe es que se produjo una falla en la zona del litoral, en el noreste del país, “en un momento en el que el sistema estaba recibiendo mucha energía” y destacó que en 14 horas las autoridades lograron “tener al país reconectado”.

El funcionario señaló que las inversiones que se han realizado en los más de tres años del gobierno de Macri para mejorar el sistema “fueron muchas y muy cuantiosas”.

“Antes se cortaba la luz porque faltaba y hoy porque hubo un suceso de eventos sobre los que aún no sabemos la causa”, dijo Lopetegui.

El colapso comenzó alrededor de las 7 de la mañana del domingo. La población argentina, de 44 millones de personas, y habitantes de varias zonas de los vecinos Uruguay y Paraguay despertaron sin electricidad.

El transporte público se paralizó en Buenos Aires, mientras que las comunicaciones telefónicas y de internet se interrumpieron. También se cortó el suministro de agua y las tiendas se vieron obligadas a cerrar.

El gobierno cree que hubo una sobrecarga de energía en una línea de transmisión que conecta las centrales hidroeléctricas Yacyretá y Salto Grande a la red nacional. Después se produjo una falla técnica en el sistema protector de la red, que debían encapsular el corte en la zona del Litoral.

Pese a que las autoridades dijeron que el problema fue subsanado, más de 20.000 usuarios continuaban sin suministro eléctrico en Buenos Aires y sus alrededores. Una de las empresas distribuidoras dijo que puede deberse al clima lluvioso.

Cuando Macri llegó al poder a fines de 2015 prometió reinvertir y terminar con lo que llamó la fallida política energética de sus antecesores.

Los subsidios a la energía se habían intensificado durante la gestión de Néstor Kirchner (2003-2007) y de su sucesora y esposa Cristina Fernández (2007-2015) y las tasas de energía se habían mantenido en gran parte congeladas, lo que había reducido las inversiones.

Los cortes eléctricos eran comunes, especialmente durante los cálidos meses de verano en Argentina.

Tras las reformas emprendidas por Macri que conllevaron pronunciados incrementos de las tarifas los apagones se redujeron, pero después del masivo corte del domingo el dirigente conservador fue blanco de las críticas.

“Millones de argentinos que han debido pagar sumas siderales en tarifas con las que se benefician los amigos del poder aún esperan que la energía vuelva a sus hogares. Hace solo seis días se jactaban de ’exportar energía”, dijo en su cuenta de Twitter Alberto Fernández, precandidato presidencial de centroizquierda y principal rival de Macri de cara a las elecciones de octubre.

El apagón provocó preguntas sobre las medidas preventivas en Argentina en momentos en que el país sufre una crisis económica.

Aunque esta vez se salvó, en Brasil una interrupción similar dejó a más de 60 millones de personas en la oscuridad en 2009, cuando las autoridades procuraban mejorar su infraestructura con vistas a la Copa Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Expertos recordaron que alrededor de 50 millones de personas resultaron afectadas por un apagón en Estados Unidos y algunas provincias de Canadá en 2003.

El exsecretario argentino de Energía Emilio Apud dijo a The Associated Press que el sistema del país sudamericano es confiable ya que se invirtió bastante en generación en los últimos tres años. “Estamos con más de 10% de reserva energética”, dijo.

“Ayer hubo poca actividad industrial, la sacamos barata, creo que los daños no fueron tan graves”, sostuvo Apud, para quien lo ocurrido “puede pasar en cualquier país con perfectas condiciones de desarrollo”.

El exfuncionario, que ocupó el cargo en 2001, recomendó al gobierno que investigue “si el sistema inteligente que protege a la red está bien actualizado”.

Argentina no había sufrido un apagón como el del domingo. Solo la provincia sureña de Tierra del Fuego no se vio afectada porque no está conectada a la red principal.

___

Los periodistas de The Associated Press Almudena Calatrava en Buenos Aires, Patricia Luna en Santiago, Chile, y Natalie Schachar en Ciudad de México contribuyeron en este despacho

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.