AP NEWS
Related topics

Lucha contra el racismo eclipsa empate a ceros del Inter

January 19, 2019
1 of 2
El jugador del Inter de Milán, Mauro Icardi, pega un cabezazo durante el partido de la Serie A italiana contra Sassuolo, en el Estadio de San Siro, en Milán, Italia, el sábado 19 de enero de 2019. (AP Foto/Luca Bruno)

MILÁN (AP) — Un cántico desagradable se convirtió en un poderoso símbolo contra el racismo en el empate sin goles del Inter de Milán contra Sassuolo el sábado ante una inusual multitud en el estadio de San Siro.

Fue el segundo de dos partidos que el Inter tuvo que jugar a puerta cerrada como parte de un castigo por un cántico racista realizado el 26 de diciembre en un partido contra Napoli en la Serie A. El club, sin embargo, pudo permitir el acceso de más de 10.000 niños de escuelas locales como parte de una iniciativa contra la discriminación.

La iniciativa ha sido nombrada como “BUU”, un acrónimo de Brothers Universally United (Hermanos Universalmente Unidos) y que también es el sonido que algunos hinchas del Inter le dedicaron al defensa del Napoli Kalidou Koulibaly, quien nació en Francia y es hijo de padres senegaleses.

Se pudieron observar pancartas y letreros con el acrónimo en todo el estadio, mientras que los jugadores también tenían el mensaje “BUU No a la discriminación” plasmado en las mangas de sus camisetas.

Inter, tercero en la Serie A, se colocó cuatro puntos detrás del segundo Napoli, que no contará con la presencia de Koulibaly en el partido contra Lazio del domingo, luego de que perdió una apelación a su suspensión tras ser expulsado durante la derrota del cuadro ante el Inter.

Napoli dijo que la decisión era una “oportunidad desperdiciada” y una “triste derrota tanto para el fútbol como... para la lucha contra la discriminación”.

Koulibaly fue expulsado por aplaudirle en forma sarcástica al árbitro luego de una amonestación y dijo al tribunal de apelaciones de la federación italiana de fútbol que había perdido la concentración por los cánticos racistas provenientes de las gradas.

En tanto, a primera hora el juvenil volante Nicolo Zaniolo confirmó otra vez el por qué se le señala como una de las grandes promesas de la Serie A al guiar a la Roma a la victoria 3-2 ante el Torino.

La Roma dejó escapar una ventaja de dos goles pero se recuperó para propinarle al Torino su primera derrota como visitante de la temporada y subió al cuarto lugar de la clasificación, un punto por encima de la Lazio.

Los anfitriones se fueron al frente con un notable gol de Zaniolo.

El primer remate del chico de 19 años fue tapado por el arquero Salvatore Sirigu a boca de jarro. Tirado en el piso, Zaniolo logró pivotear para aprovechar el rebote.

Zaniolo dio un recital de lujos durante el partido y generó constante zozobra ante el Torino.

Aleksandar Kolarov aumentó la ventaja de la Roma al ejecutar un penal a los 34 minutos luego que el suplente Stephan El Shaarawy fue derribado por Sirigu.

Pero los visitantes supieron reaccionar. El volante venezolano Tomás Rincón descontó a los 51 y el lateral argentino Cristian Ansaldi puso el 2-2 a los 67 con una espléndida definición de volea tras un mal despeje.

Sin embargo, seis minutos después, El Shaarawy capitalizó un magistral pase de Lorenzo Pellegrini y clavó el balón en el ángulo inferior para que la Roma se embolsara los tres puntos.

En otro partido, el delantero marfileño Gervinho provocó un penal y anotó un sensacional gol para que Parma saliera victorioso 2-1 de su visita a Udinese. Gervinho dominó un balón dentro de su propia área chica, desairó en velocidad a varios defensores y definió con un disparo que pegó primero en el poste a los 68.

Parma escaló al noveno lugar, tres puntos de la zona de clasificación a la Liga Europa. Udinese se mantiene cinco puntos por encima del descenso.

AP RADIO
Update hourly