PARÍS (AP) — El parlamento francés aprobó el jueves un proyecto de ley que busca preparar a la empresa ferroviaria estatal para ser competitiva y que provocó meses de huelgas.

El Senado dio luz verde a la ley el jueves, un día después de su aprobación en la Asamblea Nacional.

La norma elimina el derecho de los nuevos empleados a mantener su puesto y otros beneficios de forma vitalicia.

El gobierno de Emmanuel Macron acordó asumir 35.000 millones de euros (40.800 millones de dólares) de deuda de la empresa, SNCF, que asciende a un total de 50.000 millones de euros (58.000 millones de dólares) para cumplir una de las demandas de los sindicatos.

La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, dijo que la votación abre "un nuevo capítulo” en los servicios ferroviarios franceses.

Los sindicatos decidieron mantener sus huelgas durante el mes de junio para protestar contra los cambios.