BARCELONA (AP) — El Parlamento de Cataluña celebrará una sesión plenaria el jueves, dijo el lunes un legislador de la coalición secesionista que gobierna la región del noreste de España. Muchos temen que pueda esconder una votación sobre una declaración de independencia.

El presidente catalán Carles Puigdemont solicitó a la cámara que convoque un debate y vote sobre cómo responder al plan de Madrid anunciado durante el fin de semana, para tomar control directo sobre la comunidad autónoma.

El discurso de Puigdemont el sábado fue visto como una amenaza velada de formalizar la ambigua declaración de independencia que pronunció a principios de mes y que quedó en suspenso para dar tiempo a negociaciones.

El gobierno central dice que el diálogo no es posible si la independencia sigue sobre la mesa y está actuando para cesar a todos los altos cargos catalanes y convocar elecciones anticipadas en los próximos seis meses.

Lluis Corominas, portavoz de la coalición gobernante Juntos por el Sí en la cámara regional, dijo que la propuesta para la sesión del jueves recibió el apoyo de la CUP, un partido independentista de extrema izquierda que es un aliado clave de JxSí, que gobierna en minoría.

El presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, anunció el sábado que trabaja para activar el Artículo 155 de la Constitución, que permite que el ejecutivo central intervenga en el gobierno de la región, tras la consulta secesionista del 1 de octubre, que había sido prohibida por las autoridades.

En Madrid, los partidos políticos designaron a 27 senadores para analizar la posibilidad de implementar el Artículo 155. En la comisión hay 15 miembros del partido de Rajoy, el Partido Popular, lo cual garantiza que será aprobada.

La comisión probablemente invitará a Puigdemont a defender su posición, probablemente antes de jueves antes de que el Senado vote el viernes sobre las medidas.

La viceprimera ministra española Soraya Saenz de Santamaría dijo que Rajoy podría nombrar a alguien para supervisar los ministerios catalanes y para encargarse de implementar las medidas de control federal.

En declaraciones a la emisora Onda Cero, Saenz avisó que una vez que el Senado lo apruebe, el gobierno autónomo catalán será destituido. Explicó que Puigdemont ya no recibirá un sueldo público ni tendrá potestad de firmar documentos oficiales.

Advirtió además que el gobierno central podría tomar otras medidas en caso de que funcionarios de gobierno catalán ignoren los pasos establecidos.

Un legislador del partido PDeCAT de Puigdemont dijo que considera hablar en el Senado nacional a fin de defender las instituciones catalanas, de acuerdo su idea de llamar al diálogo a fin de hallar una vía hacia la independencia.

La iniciativa de Rajoy causó enfado y sorpresa en Cataluña.

Corominas acusó a España de actuar "como una dictadura" y calificó el uso del Artículo 155 como "un acto de violencia institucional sin precedentes”.

"En este Parlamento no podremos debatir o votar ninguna iniciativa sin el permiso de Madrid. Eso no es democracia”, dijo el legislador.

Sergi Sabria, portavoz del partido Izquierda Republicana, dijo que la mejor manera de responder a la activación del Artículo 155 es anunciar “la República Catalana”.

Por otra parte, la CUP hizo un llamado el lunes a una “desobediencia civil masiva” en la región.

La formación describió la acción de Rajoy como la “mayor agresión contra los derechos civiles, individuales y colectivos del pueblo catalán”, desde la dictadura del general Francisco Franco, que falleció en 1975.

La formación señaló que la iniciativa de Madrid será respondida con desobediencia civil como una forma de resistencia no violenta y dijo que más tarde en la semana ofrecerá más detalles sobre el tipo de acciones a llevar a cabo.

____

Contribuyeron a esta nota los corresponsales de la AP Elena Becatoros en Barcelona y Ciaran Giles en Madrid.