AP NEWS
Related topics

Pequeños choques entre policía y manifestantes en París

March 23, 2019
1 of 3
Un manifestante patea una lata de gas lacrimógeno durante un enfrentamiento entre manifestantes y la policía en París, el sábado 23 de marzo de 2019. (AP Foto/Kamil Zihnioglu)

PARÍS (AP) — Algunos manifestantes del movimiento chalecos amarillos se enfrentaron con la policía después de una marcha pacífica en París, pero las medidas de seguridad más severas y la prohibición de protestas en barrios de alto riesgo evitaron los disturbios que devastaron la capital de Francia hace una semana.

El movimiento formado hace cuatro meses atrajo grupos más grandes el sábado que en semanas recientes, aunque la violencia del fin de semana pasado afectó el apoyo general a la causa. Los manifestantes quieren más apoyo para los trabajadores y jubilados, y afirman que el presidente Emmanuel Macron favorece a la élite.

Miles de manifestantes marcharon pacíficamente por París en la 19na semana consecutiva de protestas, y terminaron en la catedral del Sagrado Corazón con vista a la ciudad desde el histórico barrio Montmartre.

Los inconformes lanzaron balizas amarillas y desplegaron un letrero neón desde el domo blanco de la catedral. De forma tranquila, los manifestantes y turistas por igual se tomaron fotos mientras la marcha se disolvía.

Sin embargo, más adelante surgieron tensiones cuando pequeños grupos de manifestantes enmascarados prendieron fuego a botes de basura y arrojaron proyectiles mientras se dirigían hacia la Plaza de la República en el oriente de París. En respuesta, la policía antimotines roció gas lacrimógeno.

En otros lugares en Francia, pequeños grupos de manifestantes y la policía chocaron en las ciudades de Niza y Montpellier, en el sur del país. A Niza la pusieron bajo estrictas medidas de seguridad porque se esperaba que el presidente chino Xi Jinping pasara allí la noche del domingo como parte de su visita oficial al país europeo.

Las autoridades francesas han prohibido protestas en los alrededores de la avenida de los Campos Elíseos en París y los vecindarios centrales de varias otras ciudades como Bordeaux, Toulouse, Marsella y Niza en el sur, y Rouen, en el oeste de Francia.

El nuevo jefe de policía de París, Didier Lallement, quien asumió el puesto tras las violentas protestas del fin de semana pasado, dijo que se crearon unidades policiales especiales para reaccionar más rápido a cualquier brote de violencia.

______

Milos Krivokapic y Chris den Hond en París contribuyeron a este despacho.